En La Libertad, en los últimos meses, se incineraron 100 toneladas de marihuana y habrían al menos 100 toneladas más. (Difusión)
En La Libertad, en los últimos meses, se incineraron 100 toneladas de marihuana y habrían al menos 100 toneladas más. (Difusión)

El último 6 de agosto, la Fiscalía Provincial Especializada en Tráfico Ilícito de Drogas de La Libertad, anunció la incineración de más de 37 , sembríos que se encontraban en 30 hectáreas del distrito de Huancaspata, en la provincia de Pataz, y que recibían cuidados de un ingeniero agrónomo, además de contar con riego tecnificado. En aquella ocasión, el Ministerio Público estimó que en este departamento habría al menos 100 toneladas más de ese cultivo.

Pero este no sería un caso aislado. El especialista en temas de narcotráfico, Jaime Antezana, reveló que toda la costa norte es ruta y punto de acopio para la "exportación de droga".

Antezana añadió que el norte es una importante zona productora que abarca diversos sectores de Piura, Áncash, Cajamarca y, por supuesto, también La Libertad.

En diversas provincias de estos departamentos, precisó, hay cultivos de hoja de coca –para la pasta básica de cocaína (PBC)–, así como marihuana y amapola, esta última que luego transforman en látex de opio. "En el norte del país hay una 'narcopoder' en ascenso, todavía no ha copado todo, por supuesto, pero apunta a hacerlo", advirtió.

Incluso, el experto sostuvo que después de un trabajo de campo, en el que visitó las mismas zonas de producción, puede asegurar que La Libertad "es el nuevo emporio de la droga en el Perú", y que en todo el norte residen los principales 'barones' de ese ilícito negocio.

Jaime Antezana explicó que se aprovechan los puertos del norte para sacar los estupefacientes del país. Para tal fin, explicó, se utilizan caletas y pequeñas embarcaciones, que parten con cargamentos de una o varias toneladas.

En La Libertad, detalló, hay nueve cuencas de producción de hoja de coca en las provincias de Otuzco, Pataz, Gran Chimú, Sánchez Carrión y Bolívar. En esta última, añadió, también hay marihuana. La droga que se procesa en esta región –dijo– sale por los puertos trujillanos, así como por Chimbote y Chiclayo. En este último caso, pasando primero por Cajamarca.

"En Piura existen sembríos de amapola en las provincias de Huancabamba y Ayabaca, mientras que en la provincia ancashina de Sihuas hay una fuerte producción de hoja de coca en crecimiento", indicó.

En Cajamarca, igualmente, dijo que hay siete provincias con amapola y hoja de coca: Celendín, Chota, Cutervo, Cajabamba, San Marcos, Jaén y San Ignacio. En el distrito de Bambamarca, en la provincia de Hualgayoc, precisó Antezana, hay cultivos de amapola.

Aunque manifestó que desconoce si hay sembríos de esta última clase en Lambayeque, afirmó que Chiclayo es zona muy importante de paso y recepción de droga.

"Los cultivos de Cajamarca son fuente permanente del tráfico hacia Chiclayo. La producción de Celendín, Chota, Cutervo y Jaén, que están en las riberas del río Marañón, va a Chiclayo", aseveró.

EL REINO DEL 'LAVADO'El especialista sostuvo que esta situación comenzó hace 12 años, y que los clanes del narcotráfico en el norte, que operan en todas las citadas regiones, lavan activos en empresas pesqueras, mineras, de construcción, transporte y maquinaria pesada.

Sin embargo, resaltó que "las organizaciones de traficantes ahora también lavan dinero en universidades y equipos deportivos". Antezana no precisó cuáles.

Agregó que aunque el narcotráfico siempre tuvo poder político, los clanes del norte "tienen representación en todos los niveles del Estado, excepto en el Ejecutivo", lo que refuerza la tesis del 'narcopoder' en ascenso.

CONFIRMAN ACTIVIDADEl jefe de la Dirección Territorial Policial (Dirtepol) de La Libertad, coronel Róger Torres, confirmó que las provincias del ande liberteño son utilizadas por los productores de droga para sembrar y transportar su ilegal mercancía.

"Por canales de inteligencia sabemos que estos sujetos siembran marihuana y luego buscan llevarla fuera del país, por el norte, hasta Ecuador. Hemos informado a la Unidad Antidrogas sobre productores en Tayabamba (Pataz) que ya no pueden sacar la marihuana por La Libertad, y que ahora pretenden hacerlo por Huacarachuco (en el límite con Áncash)", dijo.

El jefe de la Dirección Territorial Policial de Chiclayo, coronel Jorge Linares, por su parte, informó que en Lambayeque hay dos clanes dedicados al narcotráfico que, incluso, operan con sicarios.

"Ambas organizaciones están integradas por colombianos, mexicanos y peruanos", precisó, luego de revelar que un destacamento especial de Inteligencia de la Policía fue enviado a Chiclayo, desde Lima, para frustrar un importante embarque de PBC. Este equipo también investiga el lavado de activos en la región.

El jefe de la Dirección Territorial Policial de Piura, coronel Juan Celi, en tanto, admitió que en Ayabaca y Huancabamba se siembra droga, y que, por ello, han reforzado los controles en ambas provincias. Fiscalizar las fronteras es más difícil, concluyó el jefe policial.

TENGA EN CUENTA

- En Lambayeque, según la Policía, los narcotraficantes esconden la droga en sacos de harina, menestras y frutas, o entre computadoras, repuestos de automóviles, pañales y zapatillas.

- De acuerdo con Jaime Antezana, las ciudades de Trujillo, Chimbote (Áncash) y Ayabaca (Piura) son, históricamente, las cunas del narcotráfico en la costa norte del Perú.