Los analistas coinciden en que el ha sido en el proceso de revocatoria a la alcaldesa de Lima, , quien –de acuerdo al se mantendrá en el cargo.

Al respecto, el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén –del bloque Concertación Parlamentaria– sostuvo que su partido "solo apoyó el malestar de la ciudadanía" y que la opción del Sí para sacar a Villarán y a sus regidores del cargo haya obtenido "casi el 49% de los votos no es poco significativo", es más, se trata de una suerte de 'jalón de orejas' a la actual gestión.

"El pueblo limeño ha retirado a regidores que están contra la inversión, a los antimineros. Nos parece inconveniente que se quieran irrogar un triunfo sobre una llamada de atención. Saludamos a la alcaldesa, pero casi la mitad de limeños expresó su malestar y ella tiene la obligación de poder corregir, de hacer un gobierno de amplia base y cumplir con el plan de trabajo que prometió", agregó.

Previamente, el legislador de Gana Perú Fredy Otálora subrayó que "el Apra fue el gran perdedor" de la jornada de consulta que vivió ayer la capital.

"Intentaron resucitar y el pueblo no se los permitió", expresó el nacionalista en alusión al Partido Aprista y Solidaridad Nacional, que apoyaron al Sí. "Espero que este golpe les sirva de reflexión", acotó.