AL FONDO HAY SITIO. Más generales ingresarán a la Policía Nacional, pero son pocos los que se irán. (USI)
AL FONDO HAY SITIO. Más generales ingresarán a la Policía Nacional, pero son pocos los que se irán. (USI)

La tan mentada 'reingeniería' en la que promovió el Gobierno del presidente se fue al tacho con la creación de 12 plazas más para el grado de general.

En octubre de 2011, el mandatario Humala y su entonces ministro del Interior, Óscar Valdés, generaron un terremoto policial al pasar al retiro a nada menos que a 30 de los 56 generales que por entonces tenía la institución.

Dicha medida fue muy elogiada porque con ella, según se dijo, "se rompería una pirámide policial deformada por demasiados generales y coroneles". Sin embargo, ahora la situación es distinta, aunque esta vez se invoca a la nueva Ley de la PNP.

Es así que hoy, en el boletín de Normas Legales del diario oficial El Peruano, el Ministerio del Interior oficializó el ascenso de 23 generales, 4 de servicios y el resto de armas, de la Policía.

A través de una serie de resoluciones supremas, se señala que esta designación es producto de un acta de propuesta de la Junta Selectora del Proceso de Ascenso de coroneles a generales, "Promoción 2013", de fecha 22 de diciembre de 2012.

Asimismo, refiere que el artículo 172 de la Constitución, establece que los ascensos se confieren de conformidad con la ley y que es el presidente de la República el que otorga los ascensos de los generales a propuesta del instituto.

Los dispositivos cuentan con la firma del presidente de la República, Ollanta Humala y el titular del Interior, Wilfredo Pedraza.

'MILONGA POLICIAL'El exministro del Interior Octavio Salazar dijo que el Gobierno "nos contó la milonga de la reingeniería policial" y que "al final, la pasada reducción de 55 generales a 25 fue una purga para ascender a oficiales de confianza". Indicó que las nuevas plazas debieron darse solo para tres direcciones ejecutivas y no para nueve.