La oscura figura de , asesor del presidente , vuelve a sonar en el Ejército, seguido por sospechas de su misterioso poder dentro de la institución.

Esta vez fue el general de Infantería Juan Arturo Quintana Briceño quién denunció ser víctima de una persecución por parte del Tribunal Supremo de Justicia Militar con el solo objetivo de desacreditarlo y no permitir que continúe ascendiendo en la institución castrense.

Según un reportaje de Reporte Semanal, Quintana Briceño, quien lleva 34 años dentro del Ejército –20 de ellos trabajando en zonas de emergencia– podría haber llegado a ser el próximo comandante general si se hubiera respetado la meritocracia en ascensos del 2011 y 2012.

Y si no pesara contra él una orden de captura por el irregular cobro de propinas de soldados inexistentes o "fantasma", práctica prohibida en la que efectivos sin DNI ni partida de nacimiento son captados por el Ejército para servir al país.

LA DENUNCIAEn un video grabado desde la clandestinidad, Quintana Briceño indicó que detrás de su caso estaría no otro que el asesor presidencial , cuyas amistades, dijo, están copando de forma irregular los altos mandos dentro del Ejército.

"Si estoy en estas condiciones no es porque intente evadir la justicia. Es porque he podido detectar que la Justicia Militar está subordinada al Comando del Ejército y a presión política de manera similar a la época en que el asesor presidencial que también era oficial en retiro, comandaba el Ejército", dijo en referencia a .

En la grabación, Quintana , quien a inicios del 2011 acusó a Villafuerte de promover su salida de la institución y a la vez crear una "fuerza paralela" en el Ejército a espaldas del mismo presidente Humala.

"El general Zevallos (…) de manera valiente dio el nombre del personaje que estaba detrás de todo esto y yo lo repito ante todo el país. El actual asesor presidencial Adrián Villafuerte Macha, coronel en situación de retiro, promoción del actual Comandante General del Ejército Ricardo Moncada Novoa", dijo.

LOS GRUPOS SOCIALESQuintana, quien hasta el 6 de junio último se desempeñó como segundo comandante general de la 5ª división del Ejército en Iquitos, denunció incluso la existencia de dos "grupos sociales" que buscan copar en los próximos años los puestos más importantes del Ejército en todo el país.

"Se me ha cortado mi proyecto de vida de manera abusiva y arbitraria por el solo hecho de no pertenecer a ninguno de los dos grupos sociales que existen dentro del Ejército. La promoción del asesor presidencial y la promoción del presidente de la República, quienes vienen ocupando casi la totalidad de los puestos y brigadas más importantes. Y dentro de tres años serán los comandantes generales, generales de división de todas las regiones del Perú", agregó.