Abogado de El Comercio: "No existe una concentración de medios". (Mario Zapata/Perú21)
Abogado de El Comercio: "No existe una concentración de medios". (Mario Zapata/Perú21)

El abogado del Grupo El Comercio explica la posición de esta empresa en el juicio que afronta por la demanda interpuesta por ocho periodistas contra la transferencia de acciones del Grupo Epensa.

El lunes se presentaron los alegatos finales. ¿En qué sentido esperan que falle el juez Ricardo Macedo?Nosotros esperamos que la demanda sea declarada infundada en todos sus extremos. Esto en la medida en que no se ha acreditado que exista una violación a los derechos de información y expresión, y mucho menos a la prohibición de acaparamiento de medios de prensa que establece la Constitución. No existe concentración.

Sea cual sea la sentencia, ya se sabe de antemano que una de las dos partes va a presentar algún tipo de impugnación. ¿Debemos asumir que será el Tribunal Constitucional la última instancia en que se revise este caso?En efecto, la sentencia puede ser apelada por la parte que se encuentre en desacuerdo. En el caso de que los demandantes obtuviesen un resultado en contra, ellos pueden ir hasta el Tribunal Constitucional. Sin embargo, el Grupo El Comercio y los Agois no pueden, porque tienen la calidad de demandados. El Tribunal Constitucional es una instancia a la que solo llegan los demandantes.

Un fallo a favor del Grupo El Comercio implica mantener el statu quo, ¿pero uno a favor de los periodistas demandantes traería cambios? Ellos han solicitado la nulidad de la transferencia de las acciones. Si se dictara una sentencia favorable a ellos, el Grupo El Comercio y la familia Agois-Banchero podrían apelar la sentencia. Lo máximo que podrían hacer ellos sería pedir una medida cautelar que suspenda los efectos de la transferencia de acciones de manera provisional, aunque considero que no existe un peligro en la demora, que es un requisito necesario para conceder una cautelar, toda vez que a casi cuatro años de interpuesta la demanda no ha ocurrido ninguna distorsión en el mercado de prensa escrita.

En la audiencia, la periodista Rosa María Palacios recordó que el caso está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. ¿Qué injerencia podría tener este fuero?En principio, la instancia internacional no debería pronunciarse en la medida en que este proceso se viene conociendo dentro del fuero nacional. Entiendo que lo que Rosa María Palacios presentó fue un pedido a la comisión para que exhorte al Poder Judicial a dictar un fallo con prontitud.

¿Qué principio es el que se discute en esta polémica: la libertad de expresión o la de asociación comercial?Los demandantes han planteado estos dos temas en su demanda. Creo que ninguno de ellos se ha visto afectado con la transferencia de acciones. Lo que dijo el Dr. Enrique Ghersi (abogado de la familia Agois) es que esta es una demanda interpuesta por un grupo que no pudo adquirir las acciones y que ha intentado darle un ribete político-mediático. Que se vea comprometida la pluralidad de información es algo alejado. Las cifras que se presentaron demuestran que no sucedió nada de lo que dijeron los demandantes.

¿Como qué?Ellos sostuvieron que iba a haber una tendencia del Grupo El Comercio a acaparar el 100%, lo cual no sucedió, sino que la participación se ha disminuido en la medida en que aparecieron dos nuevos medios que tienen el 4% del mercado. Tampoco se ha impedido que se creen nuevos medios de prensa escrita.

¿Cuál consideraría que es el argumento más sólido de los demandantes?Considero que no tienen ninguno. Y lo que se ha evidenciado es que la demanda carece de pruebas que acrediten lo que invocan. Lo que pretenden a través de esta demanda es que se regulen los límites de la propiedad en prensa escrita, pero esto no tiene cabida en un proceso constitucional, ya que el propio TC ha establecido que el concepto de acaparamiento requiere de precisión legal y que ello es atribución del Congreso.

¿Usted cree que debe haber algún tipo de regulación sobre los medios?En medios de prensa escrita, no. Ahí se estaría conculcando la libertad empresarial. Entiendo que se debe poner limitaciones en medios que dependan de concesiones y frecuencias limitadas, toda vez que dependen de recursos finitos, cosa que no sucede en el caso de prensa escrita.

Datos:

  • La transferencia de acciones del Grupo Epensa al Grupo El Comercio tuvo lugar en agosto de 2013 con la venta del 54% de la participación de la familia Agois-Banchero.
  • Tres meses más tarde, un grupo de ocho periodistas interpuso una demanda de amparo para solicitar la nulidad de dicha transferencia de acciones.
  • Actualmente el caso está a la espera de un fallo en el 4° Juzgado Constitucional de Lima. El encargado de emitir esta sentencia será el juez Juan Ricardo Macedo Cuenca.