(USI)
(USI)

La Cámara de Comercio y Producción de Cajamarca advirtió que en los diez meses que llevan las protestas contra el se generaron pérdidas por más de 600 millones de soles. Por ello, consideró indispensable desarrollar una agenda para reactivar la economía en esa región.

Luis Céspedes, gerente general del gremio que reúne a más de 500 empresas, explicó que los sectores que agitaron las protestas no midieron el impacto que tendrían estas en la economía de Cajamarca. Estimó que la recuperación total de ese departamento demoraría tres años.

"Es urgente que nuestra autoridad regional, Gregorio Santos, tenga una actitud favorable en torno a desarrollar una agenda de impulso económico y de inversiones", declaró Céspedes a la agencia Andina.

Refirió que las empresas más afectadas por la crisis en Cajamarca se ubican en los rubros de turismo, transportes, servicios y actividades vinculadas al sector extractivo.

Esta semana, el Gobierno , luego de que el proyecto minero Conga, al que se oponen algunas autoridades y dirigentes radicales, entrara en "fase de suspensión" temporal por decisión de Newmont.

Céspedes recordó que varias pequeñas y medianas empresas adquirieron préstamos y créditos bancarios para sacar adelante sus negocios, pero ahora no pueden pagar debido a las paralizaciones.

"Los transportistas invirtieron en restituir y renovar sus máquinas con la finalidad de cumplir con las exigencias. Hay empresas que trabajaban con el sector extractivo movilizando personal, carga pesada, transporte urbano, taxis, cuyos servicios se han ido contrayendo", anotó.