El exceso de protagonismo político le estaría dando resultado a , a quien un tercio del electorado le sonríe. De acuerdo con la encuesta nacional de Datum, si la primera dama postula a la presidencia en 2016, el 33% de peruanos votaría por ella.

Sin embargo, este sentimiento no es parejo en las regiones. Por ejemplo, es menor en el sur (27%) y mayor en el oriente (38%).

Pese a estas cifras positivas, el rechazo hacia su eventual participación en las elecciones es bastante alto (53%).

Un dato importante es que, en abril pasado, ante la misma pregunta logró igual intención de voto, lo que reflejaría que ya tendría un "núcleo duro".

ES LA JEFAEl estudio, además, confirma no solo la influencia política de la esposa del presidente Ollanta Humala. Para el 36%, ella es la que gobierna, frente al 35% que menciona al mandatario. Es más, el 26% de peruanos cree que ambos dirigen las riendas del Ejecutivo, pese a que el jefe de Estado niega que exista un cogobierno.

Esto también se demuestra en la percepción sobre los más poderosos del país. Si bien, Humala encabeza la lista con 30%, le sigue –no su premier ni algún empresario– sino su cónyuge, con 18%. Poco después está el expresidente Alan García (15%), mucho más abajo Keiko Fujimori (7%) y, en la cola, el exmandatario Alejandro Toledo (3%).