Subir a un taxi es toda una experiencia, tanto para el conductor como para el pasajero. Fernado Armas le dedica esta videocolumna a todos los amigos taxistas.

Ir a portada