Para hacer empresa se requiere un alma es­pecial que lleva a po­ner sueños, esfuerzo y recursos en un proyecto. A fines del siglo XIX, en el Perú, fue creciendo una actividad empresarial y comercial vital para la economía nacional. Esto fue inclusive más notorio luego de la Guerra del Pacífico, que acabó en 1883 y dejó un país destrozado. Los chilenos saquearon las ciudades, que­maron los campos y afecta­ron el ánimo de los peruanos. La guerra, además, tuvo altos costos durante y después del conflicto.
Para hacer empresa se requiere un alma es­pecial que lleva a po­ner sueños, esfuerzo y recursos en un proyecto. A fines del siglo XIX, en el Perú, fue creciendo una actividad empresarial y comercial vital para la economía nacional. Esto fue inclusive más notorio luego de la Guerra del Pacífico, que acabó en 1883 y dejó un país destrozado. Los chilenos saquearon las ciudades, que­maron los campos y afecta­ron el ánimo de los peruanos. La guerra, además, tuvo altos costos durante y después del conflicto.

Todos los domingo podrás reclamar los fascículos de la Colección del Bicentenario: 200 Años de Economía en el Perú. En el octavo fascículo presentamos ‘El espíritu empresarial que trascendió el siglo XIX’.

  • Redacción PERÚ21
  • 18 de enero de 2021 03:38 p.m.
  • Duración: 08:24