Sigue actualizado en nuestra APP

Vraem: Feroz fue el ataque de senderistas en el que fallecieron tres militares

Insania terrorista. Seguidores de los hermanos Quispe Palomino, hoy convertidos en sicarios del narcotráfico, usan armamento de alto calibre en emboscadas. Además, tienen atemorizados a los pobladores del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro ( Vraem ).

en lucha. Las Fuerzas Armadas hacen frente a las huestes de Sendero Luminoso convertidas en sicarios del narcotráfico.

En lucha. Las Fuerzas Armadas hacen frente a las huestes de Sendero Luminoso convertidas en sicarios del narcotráfico. (GEC)

En lucha. Las Fuerzas Armadas hacen frente a las huestes de Sendero Luminoso convertidas en sicarios del narcotráfico. (GEC)

POR: MICHAEL MACHACUAY / IVÁN ATILANO

Todo fue premeditado. Fragmentos de granadas y casquillos sobre charcos de sangre son vestigios del feroz asalto que dejó la última emboscada de Sendero Luminoso en el Vraem , en la que tres efectivos del Ejército peruano fueron víctimas del ensañamiento de las huestes de los hermanos Quispe Palomino.

Los comuneros del centro poblado Valle Manantial del distrito de Vizcatán del Ene, provincia de Satipo (Junín), fueron testigos del alevoso ataque con metralletas, fusiles de guerra y lanzagranadas contra efectivos de la Compañía Especial de Comandos N° 31 de la 31° Brigada de Infantería del Ejército.

Fuentes de Perú21 en la zona corroboraron la insania con la que actuaron los terroristas del proscrito grupo subversivo.

Vraem: Feroz fue el ataque de senderistas en el que fallecieron tres militares

Vraem: Feroz fue el ataque de senderistas en el que fallecieron tres militares. (Perú21)

Vraem: Feroz fue el ataque de senderistas en el que fallecieron tres militares. (Perú21)

“El martes (25) ocurrió todo. Los pobladores se fueron a trabajar en los cocales y, a eso de la 1:30 p.m., a unos 400 metros aproximadamente de la comunidad, comenzó el primer enfrentamiento en una lomada”, narró un testigo que prefirió el anonimato para evitar represalias.

De acuerdo a versiones contrastadas, los miembros del Ejército fueron sorprendidos cuando desplegaban un operativo de reconocimiento en la zona y llegaron hasta el poblado Valle Manantial el último domingo.

caídos en acción. Recibieron honores de compañeros de armas.

Caídos en acción. Recibieron honores de compañeros de armas. (Andina)

Caídos en acción. Recibieron honores de compañeros de armas. (Andina)

VIVEN ATEMORIZADOS

Los efectivos advirtieron el temor que infunde el grupo terrorista a las cerca de 30 familias que viven en la zona y que se dedican a la agricultura. “Por aquí pasa Sendero”, les dijeron, a lo que los uniformados replicaron: “Con nosotros tendrán seguridad”.

Sin embargo, el alevoso ataque sucedió. Las balas cruzaban las chacras mientras explotaban granadas. En ese escenario, cayó el suboficial de 2da EP Osmán Ccapa Mamani.

El cuerpo del militar fue recuperado del campo de batalla mientras no cesaban los disparos. En medio del fuego cruzado, la comunidad accedió a colaborar con las Fuerzas Armadas para evacuar al caído.

“Ya los habían emboscado. (…) Cuando estaban saliendo del pueblo, a un kilómetro aproximadamente, ocurre el segundo ataque en la carretera a las 4:30 p.m. (…) Estaban bien armados (los senderistas) y se escondían en lo agreste del terreno”, contó otra fuente, quien precisó que en este último enfrentamiento tuvieron lugar las dos bajas posteriores de los suboficiales de 2da Ítalo Pérez Ávila y Tomy Heredia Yovera. Ahora, la población teme que tras este ataque los senderistas vuelvan para increparles y amenazarlos por sus contactos con militares.

Las huestes de los Quispe Palomino se han vuelto a ensañar con miembros del Ejército. Llevan en la sangre el revés que sufrieron en 2012 y 2013 cuando los militares, tras un feroz enfrentamiento, ultimaron a los camaradas ‘William’ y ‘Alipio’, dos mandos importantes, y a ‘Gabriel’.

Este diario trató de obtener una versión oficial de los hechos desde el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. No obstante, personal del Área de Prensa informó que por respeto a las familias de los soldados caídos no brindarían más detalles de la operación ni de las circunstancias del ataque. El hecho se tornó espinoso por el traslado erróneo de los cuerpos de dos soldados que terminaron en lugares equivocados. Ello derivó en la difusión de un comunicado en el que ofrecían públicas disculpas y el inicio de una investigación para sancionar a los responsables.

En tanto, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general César Astudillo, asistió ayer al sepelio de Heredia.

terror. Yaranga opina que SL contradice su propio ideario.

Terror. Pedro Yaranga opina que Sendero Luminoso contradice su propio ideario. (GEC)

Terror. Pedro Yaranga opina que Sendero Luminoso contradice su propio ideario. (GEC)

Pedro Yaranga: “Sendero está debilitado”

El especialista en temas de terrorismo y seguridad Pedro Yaranga considera que los soldados que fueron víctimas del “ensañamiento” de las huestes de los Quispe Palomino en el centro poblado Valle Manantial “probablemente hayan podido ser secuestrados” para ser utilizados como rehenes.

Según consideró, esta situación explicaría el grado de ferocidad con el que atacaron. Incluso no descartó que los terroristas hubieran buscado algunas capturas para que “brinden información” que pueda facilitar su control en la zona donde operan.

“En los diversos documentos que publican como organización, Sendero Luminoso siempre ha dicho que respetan los derechos humanos, (...) pero eso es pura pantalla, porque con esto están demostrando que la actuación que tienen es totalmente terrorista”, dijo Yaranga a Perú21.

De acuerdo a su análisis, SL podría estar actuando por venganza luego de haber sido debilitado con la caída de “sus mejores cuadros”, como los terroristas denominados ‘William’, ‘Alipio’ o ‘Gabriel’.

YA PASÓ ANTES

“No es la primera vez (que actúan así), hace tres años atentaron contra dos policías cerca de Huanta. Igual. Después de asesinarlos se ensañaron con la cabeza de los caídos, pero después se determinó que el autor de ese atentado fue el hijo de ‘Alipio’, entonces habría actuado en venganza por la muerte de su padre”, recordó.

Héctor Jhon Caro. Exjefe de la Dirección Contra el Terrorismo. (GEC)

Héctor Jhon Caro. Exjefe de la Dirección Contra el Terrorismo. (GEC)

Héctor Jhon Caro. Exjefe de la Dirección Contra el Terrorismo. (GEC)

Héctor Jhon Caro, Exjefe de la Dirección Contra el Terrorismo: “Tendremos que crear otro GEIN” [ANÁLISIS]

Se les está llamando equivocadamente remanentes, como si se menospreciara su peligrosidad. Acá se está notando un desinterés político porque no es posible que desde el año 2000 se esté hablando de remanente.

(...) En veinte años no podemos ubicar a Quispe Palomino y su hermano, tendremos que organizar entonces un nuevo GEIN (Grupo Especial de Inteligencia que permitió la captura del cabecilla senderista Abimael Guzmán en 1992).

Ya es tiempo de combatir a este seudoterrorismo, porque no es el terrorismo franco, ellos están apoyados por el narcotráfico, pero su necesidad es el terror.

Ellos viven financiados por el narcotráfico, ahí está su fuente económica, ellos les proporcionan alimentos, armas, municiones y medicinas para que puedan permanecer en la selva.

Una de las actividades de Sendero Luminoso para incrementar el temor es precisamente causando estas muertes, ellos degüellan, ellos sacan los ojos y esa forma de actuar es para causar pánico a los soldados, a la Policía.

Hay que fortalecer el servicio de Inteligencia a través de estratagemas que deben hacer las FF.AA. para poder ubicarlos e identificar a estos terroristas.

TENGA EN CUENTA

- Los soldados pernoctaron en un colegio de la localidad luego de ser recibidos con recelo por los pobladores, relataron fuentes a Perú21.

- Por la comunidad del Valle Manantial, según conoció este diario, circulan regularmente “mochileros”, transportadores de droga.

Tags Relacionados:

Sendero Luminoso

VRAEM

Ir a portada