Álvaro José Salazar Vigo, de 22 años, murió en una aparatosa colisión entre su moto y un muro, debido a un supuesto exceso de velocidad, en una curva del trayecto que recorría, en .

"El caballero venía a toda velocidad. Ha salido disparado. Los accesorios del resto de la moto están dispersos por el campo", señaló un testigo de la zona, según informó América Noticias. 

El universitario regresaba del cumpleaños de un compañero de estudios, en la localidad de Pacanga, por el denominado Camino del Inca, con dirección a su hogar.

El joven residía en  y era alumno del 8vo ciclo de Ingeniería. La dispuso el traslado de los restos a la morgue del hospital de la provincia.