Cuando realizaban su trabajo preventivo, dos policías antidrogas fueron secuestrados esta madrugada en un barco por una presunta banda de traficantes de combustible para evitar ser intervenidos en el distrito de Callería, en la provincia de Coronel Portillo. Patrullas de la Marina de Guerra rescataron a los agentes tras una persecución por el río mientras los plagiarios fueron capturados por detectives de la División de Investigación Criminal de Ucayali.

Según el avance de las investigaciones preliminares, los efectivos antinarcóticos tenían información que una embarcación iba a trasladar cientos de galones de combustible con destino a Bagua para ser desviada a una organización de narcotraficantes. Es por ello que inspeccionaron todos los barcos anclados en el puerto Grau, en el referido río.

Cuando llegaron a la embarcación Adriano, los custodios solicitaron al dueño los documentos del traslado de los galones de combustible y la orden de zarpe. Este no contaba con lo requerido por lo que los policías ordenaron que la nave no podía salir y que todos iban a ser llevados para las investigaciones correspondientes. Es ahí cuando el motorista emprende la marcha río arriba privando de su libertad a los efectivos.

Los policías alertaron a la Marina de Guerra y dos patrullas acudieron a su rescate.

En el lugar fueron detenidos Robinson Bravo (39), Richard Rodríguez (43), Jhonatan Ochoa (25), Fredy Vargas (30), Jefferson Bravo (20), Gladys Huayta (40) y un menor de 17 años. Ellos serían integrantes de la banda ‘Los Traficantes del Oro Negro’. Los detectives de la Divincri Ucayali incautaron 4,020 galones de combustible valorizado en S/32 mil.

Todos son investigados por el presunto delito contra la seguridad pública (peligro común) por trasladar combustible sin contar con las medidas de seguridad ni permisos, y delito de violencia y resistencia a la autoridad.