Un gran calabozo. Infractores ya no son llevados a comisarías.
Un gran calabozo. Infractores ya no son llevados a comisarías.

El coliseo Gran Chimú de Trujillo, sede anual del Campeonato Nacional de Marinera, cambio de cara y viene siendo utilizado desde ayer como un gran calabozo para confinar a los detenidos que no acaten la inmovilización social obligatoria. Así lo informó el jefe de la III Macrorregión Policial La Libertad, Lucas Núñez, quien dijo que solo la mañana de ayer dicho recinto ya albergó a 250 detenidos.

En el coliseo se han instalado todas las comisarías de Trujillo y, los infractores, luego, son puestos a cargo del Ministerio Público. “En el Gran Chimú evitaremos contagios de COVID-19 por hacinamiento en las comisarías”, dijo Núñez.

SABÍA QUE:

-En el coliseo Gran Chimú hay 60 agentes PNP quienes verifican si los detenidos tienen requisitoria.

-Del pasado jueves 2 de este mes a la fecha se han registrado 91 reincidentes. Ellos serán denunciados penalmente por vulnerar las órdenes del Gobierno.