Gran polémica ha causado la decisión del alcalde de Moche, Arturo Fernández, luego de que autorizara plasmar las figuras de la que se caracteriza por tener huacos eróticos en uno de los murales de un paso peatonal del distrito, en Trujillo.

A pesar de ser una cultura representativa en nuestro país sobre los antiguos moches, muchos han criticado lo plasmado en el mural, pues las pinturas muestran a los ‘huacos eróticos’, lo cual preocupa a más de un vecino del distrito debido a la presencia de niños en la zona.

A raíz de esto, el arqueólogo Ricardo Morales declaró ante un medio que el tema sexual representó a la cultura moche en su cerámica, más no en la pintura. "Usa el asunto sexual como parte de un ritual, de un concepto, que es la continuidad de la vida, explicó.

Ante la críticas, el alcalde del distrito mostró su orgullo por la obra y aseguró que con esta iniciativa busca promover y difundir la riqueza de la cultura moche. Además indicó que para los antiguos peruanos, los huacos eróticos esto era símbolo de una conexión divina.

Trujillo

TAGS RELACIONADOS