Módulos Temas Día

Tráfico de fauna silvestre: el 80% del comercio ilegal se concentra en los mercados [FOTOS]

Serfor presentó la nueva estrategia para luchar contra el comercio ilegal de especies protegidas, que tiene como fin sensibilizar a la población sobre el grave impacto de esta actividad ilícita en la biodiversidad.

Mariella Sausa

En el Perú, por su variada geografía y la gran diversidad de especies que alberga, controlar el tráfico de fauna silvestre es todo un reto para las autoridades. Sin embargo, un estudio Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) determinó que el 80% del comercio ilegal de especies se da en los mercados.

Jessica Gálvez Durand, directora de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre del Serfor, refirió que los mercados de Lima, Tumbes, Loreto y Ucayali son los principales puntos de venta, donde se comercializa fauna silvestre para distintos usos, ya sea como mascotas, como subproductos para brujería y medicina folclórica, como ornamentos o para el consumo directo de su carne.

Por ello, la Estrategia Nacional para Reducir el Tráfico Ilegal de Fauna Silvestre en el Perú y el plan de acción 2017-2017, presentados esta semana, tienen como objetivo reducir en 50%, en los próximos 10 años, el número de mercados donde se comercializa la fauna silvestre.

La estrategia contra el tráfico ilegal de fauna silvestre es un documento elaborado en forma conjunta por más de 20 instituciones que tiene como fin educar, sensibilizar y difundir información a la ciudadanía sobre el tráfico ilegal de fauna silvestre.

Gálvez señaló que la estrategia incluye una serie de acciones para sensibilizar a la población, pero también medidas para fortalecer a las autoridades que intervienen en el proceso de vigilancia de la fauna silvestre y el mejoramiento de los controles internacionales, para que los animales no salgan del país.

“Nuestro objetivo es atacar la demanda para así disminuir la venta ilegal. Si no hay compradores el mercado desaparece. Hace 10 años nadie usaba cinturón de seguridad, pero ahora hay conciencia de que esto te protege la vida. Eso mismo queremos lograr, que los peruanos conozcan sus especies y se concientizen en no ser cómplices de este delito”, manifestó.

afiche fauna silvestre

afiche fauna silvestre

Serfor

El comercio ilegal

Según el Serfor, desde el año 2009 se ha logrado rescatar más de 23,000 animales vivos que iban a ser traficados a diversos mercados. Entre los grupos más comercializados ilegalmente están los reptiles, como boas, iguanas, lagartos y tortugas (taricaya y motelo); anfibios, como la rana gigante del lago del Titicaca, que es muy cotizada por su carne, y una diversidad de aves (loros).

Las principales rutas de tráfico ilegal se concentran en Lima y el norte del país, y los destinos son Holanda, Bélgica, Austria, Suiza, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España; así como Singapur, Hong Kong, Japón, Filipinas, Estados Unidos y Canadá.

Yovana Murillo Vega, oficial del programa Salud de la Vida Silvestre de la Wildlife Conservation Society (WCS), refirió que las especies peruanas son empleadas en esos países para la investigación y producción de medicamentos, así como para su comercialización en tiendas de mascotas.

“El uso de animales exóticos como mascotas es muy popular en diversas lugares del mundo, donde hay una gran demanda de coleccionistas privados y zoológicos o criaderos, que pueden llegar a pagar sumas millonarias por una sola especie”, dijo.

Murillo indicó que, ante los controles de las autoridades en los mercados, el comercio ilegal de fauna silvestre está buscando nuevos caminos y ha encontrado en Internet un aliado para esta comercialización ilegal.

“No se trata de dos o tres individuos, son grandes volúmenes. Se está comercializando vía electrónica, y de manera ilegal, tortugas y diversos animales protegidos que después son traficados en tubos, cajas, medias y otras modalidades de internamiento. La tasa de mortalidad en estos casos es alta. Se estima que de cada 10 primates, 9 mueren y solo 1 llega a la cadena de venta”, anotó.

Estimaciones oficiales señalan que el tráfico de fauna silvestre moviliza en el mundo alrededor de 3,000 millones de dólares anuales y es el cuarto negocio ilegal más lucrativo, después del narcotráfico, el tráfico de personas y la falsificación de productos.

Sin embargo, la actividad ilegal es una grave amenaza para la biodiversidad. Además, según la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, comprar y vender fauna silvestre de origen ilegal es un delito, que puede ser sancionado con la cárcel y con el pago de multas superiores a S/40,500.

Leer comentarios ( )