Sospechosos comunes: gobernadores regionales y la corrupción [ANÁLISIS]

Denunciados por corrupción buscan nuevamente ocupar el cargo.

JNE

El JNE revisa expedientes que llegan en apelación. (Perú21)

Sospechosos comunes: gobernadores regionales y la corrupción. (Perú21)

Perú21

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Mientras que en la capital la delincuencia es la mayor preocupación del ciudadano, en el interior del país lo es la corrupción . Este dato arrojado por la Encuesta Nacional de Percepción de la Corrupción 2017 de Pro Ética tiene sustento en la cantidad de denuncias registradas contra las autoridades subnacionales y las sentencias que han llevado a algunos de ellos a prisión. 50+1 revisó el historial de corrupción de las regiones y esto fue lo que encontró.

Entre los años 2002 (primera vez en la que se eligieron gobernadores) y 2018, 68 gobernadores regionales han sido denunciados por el Ministerio Público por corrupción. De estos, 16 no completaron su periodo de gobierno.
La mayoría de las denuncias e investigaciones de estas autoridades son por colusión agravada, delito que, de acuerdo al Código Penal, se configura cuando la autoridad aprovecha su posición y se asocia con terceros para, en un proceso de licitación o adquisición de bienes y servicios, defraudar al Estado. Es decir, actúa en favor del postor para obtener una “comisión”. Desde que se estableció la elección a gobernadores regionales, 24 de ellos han sido procesados por este delito.

En el gráfico adjunto se puede identificar el número de gobernadores regionales denunciados según el tipo de delito. Malversación de fondos y enriquecimiento ilícito destacan en la lista.

La percepción de corrupción en el interior del país es generalizada. Ninguna región se salva. Todas tienen, por lo menos, una autoridad subnacional que ha sido denunciada. Inclusive, el presidente Martín Vizcarra fue denunciado por malversación de fondos en su gestión como gobernador regional de Moquegua (periodo 2010-2014). Sin embargo, Cusco es el caso más preocupante: cinco gobernadores han sido denunciados por corrupción, incluyendo a un accesitario. Esto quiere decir que desde que se descentralizó la administración política, todas las autoridades han estado bajo sospecha y algunas de ellas con indicios que los han llevado a prisión preventiva, como es el caso del cusqueño Jorge Acurio.

Igualmente, en Áncash, todos los gobernadores electos han sido denunciados, pero dos de ellos se encuentran en prisión: César Álvarez (2006-2014) y Waldo Ríos (2015-2016). Otros casos memorables de gobernadores en prisión son los de Gerardo Viñas (Tumbes), Alex Kouri (Callao) e Yván Vásquez (Loreto). Y aunque todos ellos gobernaron durante 2011-2014, es en el actual periodo en que más gobernadores han sido denunciados por corrupción. En total, existen 23 denuncias.

Sospechosos comunes: gobernadores regionales y la corrupción

Sospechosos comunes: gobernadores regionales y la corrupción. (Perú21)

Sospechosos comunes: gobernadores regionales y la corrupción. (Perú21)

QUIEREN VOLVER

No se puede negar que las autoridades electas y los funcionarios públicos están expuestos a todo tipo de denuncias y que aun después de dejar sus cargos, tendrán que lidiar con ellas. También es cierto que la ley no impide que puedan postular si es que no hay sentencia firme en contra de ellos.

Ocho de los ex gobernadores regionales con denuncias registradas están postulando en estas elecciones. La tabla adjunta menciona a cada uno de ellos y el tipo de denuncia. Por lo pronto, los ciudadanos debemos tomar nota y, aunque la sospecha no te hace culpable, sí debería alertar nuestro voto.

CIFRAS

- 8 ex gobernadores regionales con denuncias por corrupción están postulando en estas elecciones.

- 5 gobernadores de Cusco (incluyendo el accesitario) tienen procesos por corrupción. Uno de ellos está en prisión.

Ir a portada