Sofía Carrillo: "Las mujeres afroperuanas vivimos múltiples formas de discriminación"

La periodista y activista social, Sofía Carrillo, es de esas mujeres incansables, que nadie silencia. Se quiebra, a veces, pero no se rinde.

Esther Vargas
Esther Vargas

No se calla. Es una luchadora. La periodista y activista social, Sofía Carrillo, es de esas mujeres incansables, que nadie silencia. Se quiebra, a veces, pero no se rinde.  

¿Qué ha cambiado en el Perú en los últimos años? Sofía Carrillo reconoce cambios; sin embargo, su optimismo es medido: "Sí, hay mejoras, pero han sido mínimas y además, el impacto es distinto entre las mujeres, pues somos diversas: por etnia, género, orientación sexual, situación socio económica.. Y esta diversidad, lamentablemente en el Perú, aún sigue siendo una barrera para ver nuestros derechos garantizados y tener las mismas oportunidades".

Como mujer afrodescendiente, Sofía tiene una batalla aparte que quizá no es tan ruidosa en el Día Internacional de la Mujer: "Aún somos testigos de cómo las adolescentes indígenas, afrodescendientes o pobres están embarazadas y son madres sin desearlo o planificarlo, vemos mujeres morir por abortos inseguros, mujeres que reciben un salario menor por igual trabajo que los hombres.. Tiene que haber cambios estructurales en una sociedad machista y racista como esta, los cuales deben ser promovidos por el Estado, con participación activa de las mujeres". 

Para Carrillo, "las mujeres siempre hemos vivido violencia de género, lo que sucede es que cada vez somos menos las que callamos y eso está haciendo que afloren crueldades machistas y sexistas que antes, quizá, no veíamos con tanta continuidad...por eso somos testigos de tantos feminicidios. Sobre todo porque aún no tenemos un sistema que nos proteja como requerimos".

La activista sostiene que "somos una sociedad de doble rasero, mientras por un lado condenamos los feminicidios; por otro nos oponemos a que haya educación con enfoque de género que incluya educación sexual integral. Si esto sigue así nunca tendremos cambios reales y sostenibles. El machismo, el racismo, la lesbofobia duele el cuerpo y el alma, y literalmente, mata a las mujeres en este país".
 

¿EL MIEDO SE ACABÓ?
-Como activista noto que el miedo va dejando de ser nuestro compañero. Cada vez somos más mujeres en nuestra diversidad que álzamos la voz, que demandamos nuestros derechos, que proponemos cambios para nuestras vidas. Es claro que esta lucha viene desde hace mucho tiempo, mujeres que han dejado la vida en la lucha por nuestros derechos. Ahora la base social está creciendo, jóvenes y adultas estamos trabajando con mayor sororidad. Todo esto se lo debemos al feminismo y también a movimientos sociales como el afroperuano e indígena, que han colocado en agenda temas que para muchos eran intrascendentes : hablar de nuestros cuerpos, de autonomía, de racismo, de sexismo, de patriarcado... El hecho que estemos abordando todo esto ya significa un cambio. 

SER MUJER AFROPERUANA EN EL PERÚ

-Las mujeres afroperuanas vivimos múltiples formas de discriminación y eso es algo que nos marca de distintas maneras, incluso en una posición de desventaja en relación a mujeres no racializadas. El camino es más duro, pero es el que recorremos con dolor, pero también con fuerza y alegría, con resistencia... El racismo y el sexismo nos golpea brutalmente, por eso, cada vez somos más quienes alzamos nuestra voz y exigimos visibilidad e igualdad de oportunidades, por una cuestión de derechos. No puedo dejar de mencionar a las mujeres indígenas que también son racializadas y excluidas en este país.
 

"El racismo y el sexismo nos golpea brutalmente"
-Sofía Carrillo.

El camino es largo: "Nos falta una sociedad que entienda que nuestras diferencias étnico raciales, de género, no tienen por qué ser barreras para un desarrollo real donde las brechas sean realmente eliminadas". Y se espera, algo que no debería ser imposible: "Un Estado que garantice todos nuestros derechos, incluyendo los derechos sexuales y reproductivos, nuestro derecho a decidir y a no ser discriminadas bajo ninguna causal. Urge un trabajo intersectorial que luche de una vez por todas contra el machismo y el racismo. Las mujeres afriperaanas merecemos ser visibles en distintos espacios, en la política, en los medios de comunicación, en ámbitos educativos, sin tener que cargar con estereotipos sexistas y racistas. Merecemos un país donde podamos ser libres y felices".

Tags Relacionados:

Día Internacional de la Mujer

Ir a portada