Las provincias de El Collao, Huancané, San Antonio de Putina, Lampa, Melgar y Carabaya, en la región soportaron más de 17 horas de nevadas intensas que afectaron sus pastizales, los que quedaron bajo 40 centímetros de nieve, informó el Centro de Operaciones de Emergencia Regional ().

Los poblados afectados se sitúan a 4,000 metros sobre el nivel del mar y la mayoría de ciudadanos de la zona se dedican a la actividad pecuaria. 

Los techos de las viviendas, las praderas de pastizales que sirven como alimento para las alpacas y ovinos quedaron cubiertos de nieve. Los criadores de los camélidos sudamericanos están sumamente preocupados por la situación climática porque temen que sus animales mueran.

El clima adverso que soporta Puno se prolongará hasta este 6 de junio, informó el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) debido a esto el COER evalúa declarar estas zonas en emergencia para agilizar ayuda humanitaria a los afectados con abrigo, pacas de heno y medicamentos para animales.

TAGS RELACIONADOS