Hallan los siete cuerpos sepultados por huaico en zona minera de Puno

Los habitantes encontraron los cadáveres en medio del lodo, pese a la lluvia y la neblina. Jefe regional de Defensa Civil señala que se teme que haya más mineros entre los escombros.

Sileña Cisneros
Sileña Cisneros

Vivir en el sector Korimayo, en Puno, es un desafío a la muerte. En la inhóspita zona –ubicada en el distrito de Ituata, provincia de Carabaya– hay unos 15 campamentos mineros informales, cuyas viviendas son de madera o carpas. Allí solo se puede transitar a pie y para llegar al sector solo es posible con moto o vía aérea. La madrugada de ayer, sin embargo, la suerte ya no los protegió.

Un huaico, provocado por las constantes lluvias, cayó en la zona: siete personas fallecieron y, después de una ardua búsqueda, sus cuerpos fueron hallados.

“Por la noche se pudo completar el hallazgo de los cadáveres y se espera poder llevarlos mañana a primera hora hacia la morgue de Carabaya. Debido al difícil acceso de la zona, se hará el traslado vía aérea. Se teme que haya más desaparecidos”, indicó a Perú21 el jefe de Defensa Civil de Puno, Jorge Chávez Checa.

Los cuerpos fueron encontrados por los mineros de la zona, en medio de las fuertes lluvias y la densa neblina.

FALLECIDOS

Se trata de Jacinta Vargas, de 50 años; Alan Emanuel Mamani; Edwin Salgado Soncco; Ruth Tapara Calsina; Ronald Elmer Callisana Sacaca, y los hermanos Jhon y Percy Mayta. Todos son velados desde anoche en el centro minero. El alud, además, arrasó las precarias viviendas.

Tags Relacionados:

Minería informal

Puno

Ir a portada