Anemia en Puno: Autoridades buscan erradicarla y advierten falta de educación alimentaria. (Foto: archivo)
Anemia en Puno: Autoridades buscan erradicarla y advierten falta de educación alimentaria. (Foto: archivo)

Considerada como un problema de salud pública en el país, la anemia en menores de 3 años registró sus mayores niveles en la sierra con un 48,8% ( 2019), siendo Puno la región con mayor índice hasta la actualidad. Al día de hoy, a nivel y desde el inicio de la aún pandemia, se han detectado a más de 1,130 niños (as) con esta afección.

La anemia se caracteriza por la falta de glóbulos rojos que contiene la sangre o el nivel de hemoglobina. Este escenario en niños puneños de 6 a 36 meses de edad se ha venido arrastrando durante años; sin embargo, últimas estadísticas del INEI arrojan una disminución.

Basándose en las mismas, la región Puno registraba en el 2014 una prevalencia de 82,0% de anemia en estos infantes. Cinco años después (2019), el índice porcentual se redujo a 69,9%.

MIRA: Piura: seis meses de prisión preventiva para dos sujetos por el presunto delito de tenencia ilegal de armas
Cuadro estadístico sobre anemia en menores de 36 meses de edad (Foto: INEI)
Cuadro estadístico sobre anemia en menores de 36 meses de edad (Foto: INEI)

Panorama actual

En entrevista para este Diario, el gerente de la Red Asistencial EsSalud Puno, Juan Carlos Mendoza Velásquez, detalló que se realizó un seguimiento a los mencionados indicadores a fin de detectar y tratar a los menores afectados.

“En el año 2019 se superó la meta y realizamos 2925 tamizajes en todas las provincias, arrojando un 44% positivo; es decir, cada 4 de 10 niños tenían anemia. De ese grupo, el 98% (1261) recibió tratamiento y se recuperó a 628”, precisó.

Mendoza agregó que durante el 2020 y con todas las dificultades de la pandemia por el COVID-19, se tamizó a 2159 niños con un resultado del 39% (849) con anemia; además, todos recibieron tratamiento y solo se recuperaron 204 niños.

Sumado a esto, según el funcionario, en el presente año ya se han hecho 802 pruebas y el 36% (289) salió afectado por este síndrome; de momento, 50 niños han superado sus cuadros de anemia y el resto sigue en proceso.

MIRA: Yonhy Lescano tras resultados de Ipsos: “El futuro está en vuestras manos, gracias por su apoyo y compañía”

Falta de recursos o educación alimentaria

Cuando se habla de anemia a menudo se considera que es consecuencia de una alimentación deficiente; sin embargo, también existe una falta de conocimiento al momento de armar la mesa familiar.

“Definitivamente el problema es educación sobre el manejo adecuado de los alimentos, cada etapa de vida requiere cierto tipo de alimentos. En niños se necesita más las proteínas que carbohidratos… la mesa familiar está más orientada al adulto”, explicó el profesional.

Frente a este factor, Mendoza indicó que la Red Asistencial Puno viene realizando visitas domiciliarias para dar información sobre temas de alimentación, control de vacunas, sintomatología de parasitosis y condiciones de salud en las casas.

“Sobre todo en zonas rurales donde la situación de saneamiento no es la adecuada al igual que el consumo de agua. También vemos el eje de interculturalidad para la población nativa (aimara) y se creó EsSalud Intercultural, una línea donde pueden llamar y se brinda información en idioma nativo”, detalló.

MIRA: Uruguay: condenan a organizador de fiesta clandestina a cumplir trabajos comunitarios en un hospital
EsSalud implementó cursos online y videotutoriales en Aimara respecto al tema de la anemia. (Video: EsSalud)

Población rural

Al ser consultado sobre la mayoría de indicios por anemia en la región, Mendoza Velásquez precisó que esta se da en la población rural que requiere más cuidado, pues cuenta con servicios básicos muy limitados.

“Gran parte de nuestra población es urbana pero tenemos una rural que es nuestra preocupación…Hemos hecho alianzas con municipios provinciales y distritales, así como con la Universidad Nacional del Altiplano que nos cedió un espacio televisivo para tratar estos temas”, informó.

Asimismo, el funcionario resaltó que hace falta un plan comunicacional más agresivo para fortalecer la promoción de la salud junto a una mejora en el uso de la tecnología, pues en la zona rural no es la adecuada y en muchas ocasiones no hay conectividad para tratar con los padres encargados.

Para Mendoza Velásquez, el tema de la anemia comprende a todos como autoridades y familiares. “Es un problema sanitario muy preocupante y debe haber atención de las autoridades centrales, para encaminar mejores estrategias y garantizar los resultados, finalizó.

VIDEO RECOMENDADO

Ica: enfermera venció el COVID-19 luego de estar 20 días en UCI  (Video: Hospital regional de Ica)
Se trata de Liliana Ramos (63), quien laboraba en el servicio de la Unidad de Cuidados Intermedios (UCIN) Neo, del nosocomio, y que debido al cumplimiento de sus funciones contrajo el virus lo que la llevó a luchar varios días contra el COVID-19.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS