Prófugo. El alcalde de la provincia puneña de , Serapio Sucasaire, se dio a la fuga, luego de que la noche del miércoles el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de le dictara nueve meses de prisión preventiva.

El burgomaestre es investigado por la presunta comisión del delito de peculado doloso agravado, por presuntas irregularidades en la distribución de donativos recibidos de Aduanas Puno para afectados por las heladas.

La Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno señala que hubo apropiación de bienes destinados a donaciones, cuyo valor asciende a 132 mil dólares.

El regidor Antonio Reymundo Obregón Enríquez, indicó a Radio Onda Azul, que el burgomaestre participó de una actividad por la tarde, pero luego de que se conociera la decisión judicial, se desconoce su paradero.

Su gestión, que acaba el 31 de diciembre, será concluida por el teniente alcalde Bonifacio Quispe Carita, quien será burgomaestre interino.