Así luce la Plaza de Armas de Trujillo.
Así luce la Plaza de Armas de Trujillo.

Bronca por la de . El alcalde aseguró, en sesión de concejo, que no inaugurarán la remodelada plaza el 29 de diciembre como lo anunciado y recién se haría en enero porque la empresa Hidrandina no tendría listas las luminarias que se instalarán en ese lugar.

“He recibido una carta el día martes del gerente general de Hidrandina (Justo Estrada) donde nos indica que la iluminación para la Plaza de Armas, la catedral y el Arzobispado llega la primera semana de enero”, indicó.

La comuna, en tanto, hizo público un documento enviado por la empresa en la que informaban que “los equipos de iluminación de tecnología LED, provenientes de Europa, estarán disponibles e instalados al término de la segunda semana de enero”. El escrito da cuenta que por las fiesta de fin de año los equipos no pudieron ser embarcados vía aérea.

REGIDOR ACLARA
Sin embargo, el regidor (APP), reveló un informe del 21 de diciembre último, en donde Hidrandina da cuenta que uno de sus supervisores detectó hasta 21 observaciones en las obras de alumbrado, lo que no les permitiría colocar las luminarias. Por ello, la compañía le pidió al alcalde “disponer las medidas correspondientes que permitan que las obras tanto de alumbrado público como de alumbrado ornamental de la Plaza de Armas se concluya a la brevedad”.

Aquino calificó de “lamentable” este hecho y aseguró que el alcalde le “miente a los trujillanos” al intentar culpar a otros de sus “deficiencias”. La concejal Rocío Taboada (Apra), en tanto, dijo que Espinoza intentaría proteger a alguien para no cobrar las penalidades por los retrasos en estas obras.

Espinoza, en su momento, aseguró que inauguraría esta obra la quincena de noviembre y la postergó para el 19 de diciembre. Luego aseveró que la nueva fecha sería el 29 de diciembre y ahora lo pospuso.