Pobladores y autoridades del distrito de en Urubamba (), protestaron por las principales calles del poblado, exigiendo la implementación de varios planes de contención a raíz del COVID-19, a las autoridades regionales y nacionales antes de reabrir la ciudad inca al turismo.

Tras el anuncio sobre los planes de reabrir Machu Picchu a los visitantes, las alarmas se encendieron entre los pobladores, quienes conciben que poco se hizo para controlar el ingreso del COVID-19 a la población, que hasta hace unos días se mantenía con cero casos positivos.

El alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca, citó haber participado de la manifestación por ser una causa justa, que necesita el apoyo y preocupación de todas las autoridades de Cusco, ya que hay temas fundamentales que se deben revisar antes de la llegada de personas foráneas.

MIRA: 145 mil 320 pacientes se recuperaron y fueron dados de alta, informó Minsa

“No hay temor al turismo, ni oposición a la llegada de visitantes, sólo que aún no estamos preparados, en el tema del COVID-19 no hay un plan de contención claro que garantice la inocuidad de la visita, tanto para los turistas como para los locales, asó no podemos reabrir nada”, citó.

‘CACEROLAZO'

En el ‘cacerolazo’ y ‘banderolazo’ que organizaron, los moradores reclamaron por la obra del Centro de Salud de Machu Picchu, que se quedó en la primera fase de avance.

También exigieron la entrega de una ambulancia tipo II para cualquier emergencia, así como la dotación de pruebas de descarte por parte del Minsa y la asignación de puestos de triaje en los principales puntos de acceso al distrito.

El burgomaestre local mencionó que se habla de una reactivación económica a nivel regional y nacional, pero señala que las Mypes locales no han recibido ninguna clase de apoyo, bono o subsidio por parte del Gobierno, estando todas al borde de la quiebra.

Por su parte, Óscar Valencia, presidente del Frente de Defensa de Los Intereses de Machu Picchu, señaló que piden un congelamiento de deudas a las entidades prestadoras de importes y servicios, ya que no tienen con qué pagar.

Valencia menciona que el 99% de personas en Machu Picchu se dedican al turismo, y por la falta de visitantes se ha visto sin ninguna clase de ingreso. “Si habrían obras por lo menos se necesitaría mano de obra local y se generarían puestos de trabajo, pero hasta el momento nada”, dijo.

El alcalde de Machu Picchu señaló que tras la manifestación recibió la llamada del gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, de quien recibió su apoyo y se comprometió a trabajar en los temas faltantes antes de la reapertura de Machu Picchu.

“Vamos a evaluar qué acciones tomar en adelante, esperemos que no se llegue a una huelga indefinida o algo por el estilo. Machu Picchu genera 30 mil puestos de trabajo directa o indirectamente, de todos ellos sólo el 20% es ocupado por gente del lugar, si luchamos, luchamos por todo el Cusco”, concluyó.

VIDEO RECOMENDADO

Arequipa: Detienen a 25 personas en pelea de gallos en coliseo clandestino (Video Yaku Noticias)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR