Sigue actualizado en nuestra APP

Piura: Pobladores marchan en Huancabamba en rechazo a la actividad minera

Manifestantes se reunirán con el gobernador regional para pedirle su compromiso en la defensa de recursos naturales.

Johnny Obregón

Cerca de cinco mil pobladores salieron a las calles de la ciudad de Huancabamba, en Piura, esta mañana para protestar contra una futura inversión minera del proyecto Río Blanco.

Delegaciones de rondas y comunidades campesinas de las provincias de Ayabaca y Huancabamba se dieron cita desde tempranas horas, para luego iniciar una marcha de más de una hora por las principales arterias de la ciudad y terminar en una manifestación en la Plaza de Armas.

La protesta estuvo encabezada por el alcalde de Huancabamba, Ismael Huayama y el congresista Hernando Cevallos. Hasta el lugar se pudo ver a delegaciones de las comunidades Segundo y Cajas, Sapalache, Bellavista de Cachiaco y Carmen de la Frontera, entre otras. En todo momento ellos lanzaban arengas como ‘Agua Sí, Mina No’ e ‘Inversión china fuera del país’.

“Nosotros rechazamos a esta empresa china porque en lugar de traer desarrollo para nuestros pueblos trae problemas. La población ya les dijo hace algunos años en forma masiva, a través de un referéndum, que no quiere actividad minera, pero la empresa china insiste en ello”, dijo el presidente de la Comunidad Campesina de Segundo y Cajas, Hilario Peña.

Peña dijo, además, que la empresa minera Río Blanco denunció a más de 40 dirigentes de rondas y comunidades campesinas de Ayabaca y Huancabamba ante el Ministerio Público, tratando de amedrentarlos. 

“Nosotros seguiremos en nuestra lucha que ya tiene hace varios años y en los próximos días nos reuniremos con el gobernador regional Servando García, para solicitarle su compromiso de defensa de los recursos naturales”, expresó.

Cabe recordar que el inicio del conflicto entre pobladores de Ayabaca y Huancabamba y la empresa minera se remonta al 2005 cuando un centenar de moradores intentó tomar el campamento de la ex minera Majaz (ahora convertida en río Blanco) lo que trajo como consecuencia la muerte de uno de ellos y la tortura de 28 ronderos.

Ir a portada