Perú es el país de América donde la obesidad infantil creció más rápido [INFORME]

Expertos advierten que el etiquetado de semáforo nutricional no contribuirá a revertir esta grave problemática. Uno de cada cuatro niños entre los 5 y 9 años ya tiene en su cuerpo más grasa que la debida.

OBESIDAD

POLÉMICA. Autoridades buscan la mejor opción para etiquetar los alimentos procesados y así disminuir los índices de obesidad infantil. (USI)

POLÉMICA. Autoridades buscan la mejor opción para etiquetar los alimentos procesados y así disminuir los índices de obesidad infantil. (USI)

Mariella Sausa

La obesidad y el sobrepeso en el Perú están alcanzando niveles alarmantes. Según el Observatorio de Nutrición y Estudio del Sobrepeso y Obesidad, el 53.8% de la población peruana tiene un exceso de grasa corporal, es decir que una de cada dos personas pesa más de lo que debe, lo cual pone en peligro su salud. Por ello, no sorprende que, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) , el Perú haya alcanzado el tercer lugar en sobrepeso y obesidad en la región. Sin embargo, sí llama la atención y preocupa que, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), seamos el país de América donde la obesidad infantil creció más rápido en los últimos años.

Las cifras lo corroboran: en Perú, el sobrepeso y obesidad en niños entre los 5 y 9 años alcanza el 24.6% de la población , es decir que 1 de cada 4 menores ya presenta una acumulación excesiva de grasa en su cuerpo. Entre los niños de 0 a 5 años, la situación también es preocupante, pues la obesidad y el sobrepeso afectan al 7.6% de esa población, lo que significa que, a su corta edad, 1 de cada 10 pequeños ya tiene un problema de peso.

Raúl González Montero, representante de OPS en el Perú, señaló que el sobrepeso y la obesidad se están convirtiendo en una epidemia y un problema de salud pública que a la larga causará el incremento del número de personas con diabetes, hipertensión, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares. Explicó que esta problemática crece por el sedentarismo y el consumo excesivo de comida ultraprocesada, rica en azúcar, sal y grasas trans y saturadas, productos cuyo consumo en el país, en la última década, aumentó hasta en 265%.

DEBATE POR ETIQUETADO

Precisamente, como una medida para contrarrestar esta problemática, el Perú aprobó la Ley de Alimentación Saludable, la cual, entre otros puntos, estableció el etiquetado de los productos procesados para que los peruanos tengan información sobre lo que consumen. Aunque el Gobierno avanzó en un modelo de etiquetado con octógonos rojos y advertencias de alto cuando los productos excedan los niveles de azúcar, sal y grasas recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comisión Permanente del Congreso aprobó un proyecto que modifica la ley e incorpora el uso del semáforo nutricional, un sistema mixto de advertencias diferenciadas de alto, medio y bajo en colores rojo, amarillo y verde que incluye información nutricional y porcentajes de las raciones de los productos.

El presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, Miguel Castro, ha defendido este modelo, pues señaló que transmite mucha más información que los octógonos, ya que, además de alertar sobre la presencia de un nutriente crítico que sobrepase los parámetros establecidos, también informa sobre la cantidad de los mismos dentro de los productos, incluso de aquellos que se encuentran dentro de lo permitido, lo cual permite hacer comparaciones.

A eso hay que agregar que un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que los sistemas de semáforos nutricionales podrían incrementar en 18% el número de personas que eligen una opción más saludable.

Sin embargo, para el representante de la OPS, el semáforo nutricional puede resultar muy confuso para los adultos y sobre todo para los niños que, en el corto tiempo que hacen las compras, no podrán interpretar los colores, la información numérica y el porcentaje de dieta diaria. “Toda esa información hace más complejo el resultado final y puede causar desinformación, confusión y no contribuirá a revertir el problema de salud que se presenta actualmente”, manifestó.

El experto defendió el etiquetado frontal con octógonos rojos propuesto por el Ministerio de Salud, pues dijo que ha sido hecho con base científica.

Además, advirtió que el semáforo nutricional aprobado en el Congreso peruano no es el mismo que se usó en Ecuador. “Ese era más claro y solo se basaba en tres colores con la indicación alto, medio y bajo. El modelo peruano permite más de 200 combinaciones diferentes”, manifestó.

Obesidad

Obesidad

RESULTADOS EN CHILE

Saby Mauricio, decana del Colegio de Nutricionistas del Perú, también defendió el etiquetado con octógonos, pues dijo que en Chile su uso ha resultado exitoso. Un reciente estudio realizado en ese país por GfK Adimark reveló que en el último año, a raíz de las advertencias en los productos, el 36.5% de los chilenos asegura que ha variado su elección y compra de alimentos y, entre los niños, el 26% ha dejado de consumir productos que llevan las etiquetas de alto.

Pero no solo eso. Con el etiquetado de octógonos también se ha logrado que los productores de alimentos procesados modifiquen la composición de sus comestibles para hacerlos más saludables y así no llevar los sellos de advertencia. Empresas como Coca Cola Andina Chile, por ejemplo, redujeron el azúcar en los jugos y aguas saborizadas. Ello porque, tras la entrada en vigencia de la ley de etiquetado, las ventas de los productos con sellos cayeron mientras que la venta de los productos sin sello aumentó.

“En Perú, el 80% de productos que se consumen tiene un alto contenido de azúcar, sal y grasas. En Chile, antes de la entrada en vigencia de la norma, la situación era similar, pero la industria se adaptó de manera positiva en beneficio de la salud”, sostuvo Mauricio.

PIDEN OBSERVACIÓN

Ante todo el debate, el ministro de Salud, Abel Salinas, ha asegurado que el Ejecutivo observará cuanto antes la ley que implementa el semáforo nutricional. Alicia Abanto, adjunta de la Defensoría del Pueblo, saludó esta decisión, pues manifestó que con la aprobación del semáforo nutricional el Congreso pretende petardear todo lo avanzado e interferir con una política pública haciendo eco de los pedidos de un sector de la industria que tiene miedo a los cambios.

Por eso, Abanto pidió que el Ejecutivo apruebe también la propuesta de octógonos que ya tiene lista. “Hoy en día millones de consumidores no reciben información clara, al contrario, hay muchas etiquetas que tienen publicidad engañosa donde el porcentaje real es ínfimo y, lamentablemente, con el semáforo nutricional las cosas no van a cambiar”, aseveró.

TENGA EN CUENTA

* Aunque la mayoría de países de Europa aún no implementa etiquetas con advertencias para los alimentos procesados, España e Inglaterra manejan un sistema similar al semáforo nutricional, con colores e información de los nutrientes críticos.

* Sin embargo, en Ecuador se dispuso la revisión del sistema de etiquetado de semáforo porque no tenía los logros esperados.

* Tras los buenos resultados obtenidos por Chile, países como Uruguay y Canadá ya están trabajando en su sistema de advertencias en las etiquetas con octógonos.

Ir a portada