La Organización de las Naciones Unidas, a través de sus redes sociales, condenó el asesinato de , lideresa del grupo étnico shipibo-konibo.

Naciones Unidas señaló que para avanzar en el desarrollo es clave proteger la voz, el trabajo y la vida de quienes defienden los derechos de los pueblos indígenas.

"Condenamos el asesinato de la maestra y lideresa indígena Olivia Arévalo", indicó vía Twitter.

Además, señaló que se trata de un compromiso que el Perú debe seguir fortaleciendo.

Twitter
Twitter

Arévalo Lomas, quien fue activa defensora de los derechos culturales y ambientales de su pueblo, recibió 5 balazos en la comunidad intercultural Victoria Gracia, según informó la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali y Afluentes (Feconau).