También es investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, peculado y cohecho.
También es investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, peculado y cohecho.

El electo alcalde de , en la provincia de , , ahora enfrenta un pedido de siete años de cárcel de parte de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de esta localidad por el presunto delito de colusión agravada. De acuerdo con el requerimiento fiscal, durante su gestión de 2011 al 2014, habría beneficiado, junto con seis ex funcionarios, a una contratista para la ejecución de siete obras de agua y alcantarillado valorizadas en más de S/117 millones.

Según el documento del Ministerio Público, se trata de obras que se ejecutaron en diferentes zonas urbanas y rurales del distrito de Olmos. Los trabajos habrían sido ejecutados por dos empresas, que pese a que estaban inhabilitadas para licitar con el Estado, fueron elegidas por el comité de selección. En la acusación también se señala que durante la licitación, estas compañías presentaron documentación falsa.

Willy Serrato también afronta un requerimiento de seis años de prisión por colusión, por supuestamente adjudicar de manera irregular contratos por concepto de bienes y servicios durante su primera administración en el municipio.

Asimismo, en noviembre pasado, la Fiscalía solicitó que sea encerrado por 10 años por posible peculado y nombramiento ilegal de cargo durante su primer periodo al mando de la comuna.

Igualmente, en octubre pasado, el Poder Judicial lo sentenció a cuatro años de prisión suspendida por el delito de malversación de fondos. Además, afronta otras dos investigaciones.

Además, está actualmente detenido por su presunto nexo con la red criminal ‘Los Temerarios del Crimen, presuntamente encabezada por el alcalde de Chiclayo, David Cornejo.