El Grupo de Rescate de Animales Marinos (GRAM) ha invocado a la población a colaborar con caballa, furel y anchoveta para alimentar a los pingüinos. (Foto: Captura de video)
El Grupo de Rescate de Animales Marinos (GRAM) ha invocado a la población a colaborar con caballa, furel y anchoveta para alimentar a los pingüinos. (Foto: Captura de video)

Dos pingüinos fueron rescatados el la localidad de Chao, en la provincia de Virú, en , donde estaban siendo criados por una familia como mascotas. Estas aves, de edad juvenil, y que estaban deshidratadas y habrían podido haber muerto por inanición, permanecen en el Grupo de Rescate de Animales Marinos (GRAM), ubicado en el balneario de Huanchaco, en Trujillo.

Los animales, que tendrían dos años de edad, han sido bautizados como Skipper y Kowalski, como los pingüinos de la película Madagascar.

Selene Gómez, encargada del área de Rehabilitación y Rescate del GRAM, señaló que los pingüinos se alejan del mar por el cambio de corriente o se apartan del grupo, y es en estas circunstancias en que habrían sido atrapados.

Explicó, además, que esta clase de ave, al estar alejada de su hábitat y en contacto con humanos, ya no podrá conseguir su alimento, porque ha perdido la capacidad para hacerlo. “Los tratan como una mascota, los humanizan y ya no pueden retornar a su hábitat natural porque no sabrían defenderse, y podrían ser comida de los lobos marinos”, refirió.

Sin embargo, dijo que ya han informado sobre este hallazgo al Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y a la Gerencia Regional de Agricultura de La Libertad, porque, según indicó, son estas entidades las que se tienen que hacerse cargo de ellos, pero que hasta el momento no obtienen respuesta. “Ellos comen pescado fresco. Comen la caballa, el jurel y la anchoveta. Necesitamos apoyo para la comida, pues no tenemos recursos", refirió.

Asimismo, advirtió que su tenencia está penada, debido a que son animales silvestres.

La veterinaria del GRA también señaló que debido a que no se ha determinado cuánto tiempo estuvieron al cuidado de humanos, no se sabe si van a poder interactuar con otras especies marinas o cazar.

Del mismo modo, advirtió que estos animales podrían transmitir enfermedades que son naturales a ellos, por lo que debe evitarse el contacto con estas especies.