Módulos Temas Día

Damnificados de El Niño en el norte aún viven en campamentos

Al menos mil familias de las regiones Piura , Lambayeque y La Libertad habitan en carpas y casas de esteras y triplay. El Ejecutivo emitió norma para acelerar la reconstrucción, pero autoridades piden presupuesto.

Fenómeno El Niño

Padecen. En el refugio de Íllimo, en Lambayeque, habitan 42 familias damnificadas. Los niños y ancianos son los más perjudicados. (Nadia Quinteros)

Padecen. En el refugio de Íllimo, en Lambayeque, habitan 42 familias damnificadas. Los niños y ancianos son los más perjudicados. (Nadia Quinteros)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

A raíz de que el Ejecutivo acaba de publicar una norma para agilizar el proceso de reconstrucción, Perú21 hizo un recorrido por las zonas más afectadas por el fenómeno de El Niño costero en las regiones Piura , Lambayeque y La Libertad . Las fuertes lluvias causaron estragos en estos departamentos hace 15 meses, pero se ha avanzado poco y al menos mil familias aún viven en carpas y casas de esteras y triplay.

En Piura, la región más afectada por el temporal, puede dar fe de ello Florencio Timaná Villegas, de 43 años. Él es uno de los damnificados que llegó hace más de un año al albergue San Pablo, luego de que su vivienda del caserío Cura Mori, en el distrito de Catacaos, se inundara como consecuencia del desborde del río Piura el 27 de marzo de 2017.

Él habita una casa de esteras con su conviviente y sus cuatro hijos, en medio de un arenal de la vía Piura-Chiclayo. Afirma que no sabe de nuevos decretos legislativos; solo dice, mortificado, que “hace dos meses vino el presidente (Martín Vizcarra) y nada. Vivimos sin luz ni agua, y toda la ayuda que nos prometieron al día siguiente del desborde se quedó en promesa”. En la misma condición están otras 800 familias en Piura.

Juan Cieza, alcalde de Catacaos, dijo que “todo sigue igual. Hay pobladores de caseríos de mi jurisdicción que no tienen agua, desagüe ni alcantarillado desde esa fecha. Todo son promesas, papeles, decretos y demás ofrecimientos, pero ninguna obra concreta”.

Agregó que el Gobierno ha sacado un nuevo decreto para agilizar los procesos, pero “lo mismo nos dijeron hace casi un año cuando aprobaron la ley marco de reconstrucción”.

Para el congresista piurano Hernando Cevallos (Frente Amplio), el Decreto Legislativo N° 1354 es centralista y no permite ejecutar con celeridad los procesos.

LA LIBERTAD

En la provincia de Trujillo, los huaicos como consecuencia del desborde de las quebradas El León y San Ildefonso se llevaron las casas de los habitantes de diversos distritos, quienes hasta ahora esperan el apoyo del Ejecutivo. En efecto, en Huanchaco, unas 11 familias aún viven en carpas, y en El Porvenir hay otras 17.

Teófila Chávez Medina, de 70 años, damnificada que vive en una de las carpas instaladas en el polideportivo del centro poblado El Milagro de Huanchaco, cuenta que en la zona tienen que lidiar no solo con la indiferencia de las autoridades, sino también con la falta de energía eléctrica y el frío. Con ella viven su hija, su yerno y sus nietos de 4, 10 y 13 años.
Al respecto, el coordinador regional de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), Javier Bustamante, señaló que el Ministerio de Vivienda es el que evalúa a las familias para que puedan acceder a predios definitivos y explicó que “estas familias no califican porque no eran propietarias de las casas afectadas por El Niño costero, sino que solo las habitaban”.

El gobernador de La Libertad y presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), Luis Valdez, dijo que el decreto permite agilizar los proyectos, pero cuestionó que se aprobara ocho meses después de que los gobiernos regionales lo solicitaron. Igualmente, dijo que la norma no viene de la mano de transferencias económicas para ejecutar obras.
En la misma línea opinaron los alcaldes de los distritos de Huanchaco, José Ruiz, y de El Porvenir, Paúl Rodríguez.

LAMBAYEQUE

En Íllimo, en la provincia de Lambayeque, hay 42 familias en el campamento Jesús es mi camino. Ellos habitan en casas de triplay a ambos lados de la Panamericana Norte antigua desde setiembre de 2017. Sus inmuebles fueron inundados cuando colapsó el río La Leche.

Ellos también señalan que no saben de leyes ni decretos, y que lo único que esperan es tener una vivienda digna. Además, aseguraron que son apoyados por dos ONG, ya que no fueron beneficiados con el bono de S/500 que otorga el Ministerio de Vivienda para que puedan alquilar una casa.
José Manuel Ternero, de 52 años, presidente de la directiva de los damnificados del citado campamento, señala: “No sé cuál es la problemática del Gobierno Central, pero todas las obras prometidas en la región parecen estar detenidas”.

En Jayanca y Salas, hay 15 y 61 familias, respectivamente, que también viven en refugios.

El gobernador de Lambayeque, Humberto Acuña, afirmó que, con la modificatoria de la Ley de la Reconstrucción con Cambios, se gestionan transferencias a los municipios y unidades ejecutoras, pero que esto no representa un avance significativo. “La reconstrucción es un tema que nació mal y que todavía no encuentra la velocidad que los peruanos esperamos”, aseveró.

César Calderón, gerente regional de la ARCC en Lambayeque, indicó que el Gobierno ejecuta obras, paralelamente, en varios distritos afectados por el temporal. El alcalde de Chiclayo, David Cornejo, en tanto, indicó que con esta normativa se podrá solicitar más obras.

El Niño costero

Damnificados de El Niño en el norte aún viven en campamentos

Damnificados de El Niño en el norte aún viven en campamentos

Leer comentarios ( )

Ir a portada