Desde el año 1999, . ha liderado el servicio de teñido y acabado en tejidos de punto. Actualmente, se encuentra bajo la dirección de Amparo Ginocchio Reyes, quien se ha preocupado por la actualización constante en sus procesos productivos incorporando avances tecnológicos que que se dan en la industria.

Hoy, estas innovaciones les permite recuperar paulatinamente los niveles de producción y estándares de calidad que tenían antes de la pandemia.

Tras varios años de trabajo y perseverancia, la tintorería que se inició como un negocio familiar, se ha convertido en la preferida de los distribuidores textiles, los mismos que manejan reconocidas marcas, especializándose en el teñido y acabado del para telas deportivas.

MIRA: Gobierno alista nuevas medidas de apoyo económico para las mypes, según ministro de la Producción

El mercado objetivo son los distribuidores en la ciudad de Lima, específicamente los ubicados en el emporio comercial de Gamarra, desde donde las telas que procesamos se extienden a provincias y en algunos casos a los países limítrofes.

“Es una aventura que iniciamos hace 22 años para cubrir una demanda insatisfecha, somos una empresa textil que damos el color y el acabado a los tejidos de punto, especialmente en las telas de las que terminan en prendas deportivas”, dice Amparo Ginocchio.

MIRA: Ejecutarán dos parques industriales en el 2022 en Tacna y Ucayali valorizados en US$ 55 millones

Cuentan con una propuesta muy atractiva con su infinita gama de colores y acabados; y un equipo humano de primer nivel que está constantemente capacitado y motivado para desarrollar su trabajo de manera profesional, tienen muy presente que para seguir siendo los mejores no existen las segundas oportunidades.

Trabajan con los mejores insumos del mercado, los cuales aseguran la precisión y calidad de sus procesos. Otra de sus grandes características es que cuentan con un parque de máquinas con diferentes capacidades de producción. Pueden producir desde 7 rollos (140 kilos ) hasta 20 rollos (400 kilos) por maquina, dependiendo de la necesidad de sus clientes. Su capacidad nominal de producción es de 400 toneladas al mes.

MIRA:Prueba molecular peruana se encuentra lista para ser producida y comercializada

Para Amparo, la tintorería tiene su complejidad: “Si nosotros no cumplimos con los protocolos y con los controles estrictos a los que debe estar sometido todo el proceso, se convierte en un trabajo muy sensible y complejo. El personal esta constantemente midiendo los parámetros cruciales del proceso como son el valor del pH, la temperatura, la dureza del agua, etc. El poliester se tiñe a 130° C, es una temperatura bastante alta por lo que debemos tener los cuidados estrictos que amerita, porque de lo contrario podemos tener al final muchos problemas”.

Con el objetivo de salvaguardar la salud de sus colaboradores, quienes constituyen su activo mas importante, se han implementado rigurosas medidas de bioseguridad y una constante vigilancia de todos y cada uno de ellos.

Su esfuerzo constante por ser competitivos y eficientes le ha dado como resultado seguir en la carrera, apostando por hacer buenos negocios de la mano del cuidado de la salud y la vida que están sobre cualquier objetivo.

VIDEO RECOMENDADO:

Martín Vizcarra va camino a la sanción por caso Vacunagate