Una nueva víctima de la delincuencia. Un joven de 19 años fue asesinado de tres balazos porque se resistió a que le roben su celular en el distrito de , en la provincia de , en . El crimen ocurrió anoche.

Según los testigos, Robin José Sánchez Onofre, que trabajaba como obrero en una empresa agroindustrial en Virú, fue atacado por dos delincuentes que lo interceptaron cuando se retiraba del complejo deportivo Manuel Seoane, al que había llegado para ver jugar un partido de fulbito a unos amigos.

Asimismo, indicaron que forcejeó con los maleantes para evitar que le arrebaten su teléfono, por lo que uno de ellos le disparó a quemarropa. Tras perpetrar el crimen, los malhechores huyeron en una mototaxi.

El infortunado, en tanto, fue trasladado por los vecinos al hospital Regional, pero los médicos solo certificaron su deceso. Él llegaba a Trujillo los fines de semana para visitar a su familia.

A fines de octubre, hampones también mataron de un tiro en el tórax a un joven de 22 años por tratar de evitar el robo de su celular en la provincia de Chepén.