Policía murió en el trayecto al hospital de Tocache
Policía murió en el trayecto al hospital de Tocache

Sin imaginar que el hampa acabaría con su vida en su día de franco, el suboficial de segunda PNP Gilmer Reyes López atendía la licorería de su propiedad con toda normalidad, cuando de pronto dos delincuentes irrumpieron en su local ubicado en .

En el interior del establecimiento, los delincuentes y le exigieron al agente entregarle el dinero y como este se negó, uno de los maleantes le disparó a sangre fría. El policía falleció minutos después por falta de atención médica.

El asesinato del efectivo, quien trabajaba en la comisaría de Nuevo Progreso, se produjo a las dos de la madrugada de ayer cuando atendía en su negocio conocido como ‘La Baticueva’, situado en la localidad de Nuevo Progreso, en Tocache.

Tras lograr su cometido, los delincuentes robaron el dinero de la caja y huyeron. Reyes López, aún con vida, fue auxiliado por sus colegas que lo trasladaron a la posta pédica de Nuevo Progreso, pero el lugar se encontraba cerrado, según informaron los testigos.

Seguidamente, el efectivo fue evacuado en un vehículo policial hasta la ciudad de Tocache. Lamentablemente, a pocos metros de llegar al hospital, el suboficial presentó convulsiones y falleció en los brazos de sus compañeros de armas. Al parecer la bala habría perforado sus órganos vitales.