La ciudadanía está a merced de la delincuencia.
La ciudadanía está a merced de la delincuencia.

Dos nuevas víctimas del hampa en el norte del país. Delincuentes asesinaron a balazos a un joven padre de familia en el sector El Tablazo, del asentamiento humano San Francisco, en Alta, en la región , porque intentó resistirse a que le roben S/5 mil.

El ataque contra Édgar Loayza Ortiz (31), ocurrió a las 4:30 a.m. de la madrugada de este domingo en la puerta de la casa de su madre. El infortunado llegaba junto con su esposa luego de participar en una fiesta del instituto en el que se graduó como técnico electricista, cuando fue interceptado por tres maleantes.

En esta actividad, Ortiz, quien deja dos hijos de 4 y 6 años en la orfandad, colaboró en la venta de cervezas, por lo que tenía en su poder el dinero que le arrebataron. Al parecer, los delincuentes lo habrían marcado en la actividad, por lo que lo siguieron en una motocicleta.

Según narró Julia Ortiz, su tía, le dispararon cinco tiros, pero le impactaron tres proyectiles en uno de sus brazos y en los pulmones. El atraco habría sido registrado por dos cámaras ubicadas en el sector.

EN LA LIBERTAD
En la provincia de , en , en tanto, un joven de 22 años fue asesinado de un tiro en el tórax por tratar de evitar el robo de su celular. Miguel Ángel Chávez Villanueva, fue atacado la noche de ayer sábado en el sector Pacanguilla, del distrito de Pacanga por dos hampones que se trasladaban en una motocicleta y que cubrían sus rostros con cascos. Estos le dispararon a quemarropa, en presencia de los transeúntes. 

En el centro poblado Alto Trujillo, en la provincia de Trujillo, además, hirieron de bala a un menor de 14 años que también quiso evitar que le roben su teléfono móvil. El tiro le cayó en la mano izquierda.

DATO
- Según los deudos de Édgar Loayza, él trabajaba en Paita, de donde es natural, como técnico electricista, pero recién este año se mudó a la ciudad de Piura con su familia.