Manuel Llempén, electo gobernador de , señaló que su gestión buscará reunirse con representantes de la empresa brasilera para que los trabajos de la tercera etapa del , paralizados desde diciembre de 2016, se reanuden en los próximos tres meses. Precisó que esto evitaría que la compañía inicie un proceso de arbitraje, lo que dejaría paralizada la obra por otros cinco años.

Sobre el pedido de la contratista para que se le pague S/30 millones por presuntos incrementos en los costos de la obra, Manuel Llempén dijo que solicitará a la Contraloría General de la República y al Ministerio de Economía que evalúe esta solicitud. Sin embargo, indicó que esa cifra podría disminuir con negociaciones.

“Tenemos que entrar a un trato directo. Se han invertido cerca de 250 millones de dólares en la presa Palo Redondo (que está a un 80% de ejecución) y se tiene que hacer una evaluación de costos. ¿Qué hago, pierdo los 250 millones y dejo ahí las cosas, o hago un trato directo y veo cómo podemos hacer la menor cantidad de pagos para que reinicie la obra?”, manifestó.

El actual gobernador, , en tanto, calificó como “abusivo” y “arbitrario” el pedido de Odebrecht por pretender cobrar S/30 millones por sobrecostos. “Esto va en desmedro de los intereses de todos los peruanos”, sostuvo.