En el Hospital Rebagliati hay salas quirúrgicas diferenciadas para pacientes con o sin COVID-19 (Foto: EsSalud)
En el Hospital Rebagliati hay salas quirúrgicas diferenciadas para pacientes con o sin COVID-19 (Foto: EsSalud)

Desde que inició la pandemia del Covid-19, la Unidad de Oftalmología Pediátrica del de no dejó de atender a los recién nacidos prematuros, es por eso que se logró 15 exitosas cirugías oftalmológicas a neonatos con enfermedades críticas.

Esto fue informado por el doctor José Portugal Bardales, coordinador de la Unidad de Oftalmología Pediátrica, quien detalló que una de las cirugías más comunes realizadas en este período son las retinopatías de la prematuridad, un trastorno ocular causado por el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en la parte sensible a la luz de los ojos.

“Otras patologías que se han presentado para alguna intervención quirúrgica fueron los traumas oculares, reparación de desprendimiento de retina, tumores intraoculares, retinoblastoma, entre otros”, precisó.

MIRA: Más de 520 policías han fallecido por COVID-19 y cerca de 39 mil fueron contagiados, afirmó Mininter

Portugal Bardales agregó que se viene atendiendo a los prematuros al momento de su alta con monitoreo especializado todas las semanas, permitiendo la detección precoz y el tratamiento oportuno que ha hecho posible la localización de otras patologías como el estrabismo, glaucoma y vías lagrimales.

Recomendó a los pediatras estar atentos ante cualquier alarma oftalmológica que presente el prematuro desde su nacimiento, y a los padres observar si su niño no le sigue la mirada, no le mira el rostro o no hay un seguimiento de este.

Precisó que las intervenciones quirúrgicas se desarrollan bajo el cumplimiento de estrictos protocolos de bioseguridad, asegurando que a todos los pacientes que entran a sala de operaciones, previamente se les toma una prueba para descarte de Covid-19.

TESTIMONIO

EsSalud resaltó el caso de Gianfranco, un niño que fue diagnosticado con una catarata congénita bilateral y operado en otra institución de salud, donde tuvo una complicación posterior a la cirugía que se convirtió en un glaucoma secundario.

Ante este cuadro complicado, Gianfranco fue referido al hospital Rebagliati para ser operado. “Se colocó unas sondas en el ojo derecho y se le aplicó el procedimiento de láser para el tratamiento del glaucoma con exitosos resultados desde hace un año que ha permitido que el glaucoma sea controlado”, explicó Portugal.

DATO

- En ese nosocomio existen salas diferenciadas para pacientes con y sin coronavirus.

VIDEO RECOMENDADO

César Acuña señala que intervención policial en local de Piura fue “una orden de Lima”

TE PUEDE INTERESAR