Los ministerios del Interior, de Salud y de la Mujer, con participación de la (PNP) y de los Bomberos, analizaron la problemática de las llamadas en las centrales de emergencia de dichas instituciones y dieron a conocer que en su mayoría son falsas. 

En el encuentro revelaron que el 96% de llamadas que recibe la Central de Emergencia 105 de la PNP son perturbadoras, mientras que en la Central 116 de los Bomberos esa cifra es de 95%.

En tanto, la línea 100 del Ministerio del Mujer un 95% de llamadas son perturbadoras y la Línea 106 del Sistema de Atención Médica Móvil de Urgencia (SAMU) recibe un 84%.

En esta reunión también se acordó la estandarización de los conceptos de estos tipos de comunicación: malintencionada, perturbadora, silente, falsa o inexistente.

Como es de conocimiento público, estas llamadas congestionan el flujo de comunicación en las centrales e impide atender las emergencias verdaderas.

Al respecto, la viceministra de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, Nataly Ponce, dijo que es urgente modificar el decreto que sanciona las llamadas malintencionadas a las centrales de emergencia.

PROPONEN SANCIONES MÁS SEVERAS

Las modificaciones que proponen es implementar el sistema de georreferenciación soportado en las redes de las empresas móviles, a nivel nacional, que permita identificar la ubicación de las llamadas de emergencia al código 911 o de usuarios móviles en situaciones de peligro. 

Asimismo, reformar el procedimiento administrativo sancionador a las personas que realicen llamadas perturbadoras.

TAGS RELACIONADOS