El electo alcalde , , se pronunció sobre la captura de su antecesor , quien encabezaría la red criminal , que se enquistó en la comuna.

Marco Gasco dijo que en los últimos cuatro años de gestión fueron “los peores” e indicó que el proceso de transferencia que se ejecuta es un total caos, porque, según refirió, no hay documentación ni supervisión.

“Lamentablemente hace 12 años Chiclayo está hundido en la peor miseria que se llama corrupción. Dos alcaldes: con ocho (años de gestión), y el actual alcalde (David Cornejo), con cuatro años, (están) involucrados en graves procesos de corrupción. Estamos en la transferencia de gestión y vemos un total caos en cada área administrativa de la municipalidad”, expresó.

En ese sentido, el flamante burgomaestre se comprometió a que en los tres primeros meses de su administración se recobrará el principio de autoridad y se devolverá la confianza del pueblo chiclayano.

También indico que revisarán las licencias otorgadas a las empresas de transportes y que fueron emitidas luego del pago de supuestas coimas a David Cornejo y a sus funcionarios, quienes están detenidos.
“Vamos a reescribir la historia y me comprometo a devolverle la esperanza al pueblo chiclayano y a hacer una gestión honesta y eficiente”, manifestó.