Mujer muere carbonizada en una discoteca de Cusco

Primeras investigaciones revelan que se trató de un crimen y que el homicida trató de hacer creer a las autoridades que la víctima había muerto electrocutada.

Muerta

No se descarta un móvil pasional a su muerte (Peru21).

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Yudith Ticona Maron, de 22 años, fue hallada muerta carbonizada en una discoteca en Quillabamba, Cusco. El cuerpo de la mujer, que era administradora del local, fue dispuesto de tal manera que pareciera haber muerto electrocutada pero los peritos concluyeron que se trató de un homicidio.

Un cable de electricidad rodeaba su cuerpo y hacía pensar que había fallecido electrocutada. "Se determinó que no era un tema de electricidad sino al contrario, era un homicidio", señaló Jackelin Vargas, la fiscal de Quillabamba tras una rápida investigación.

Los peritos determinaron que el cuerpo de la víctima, que deja un hijo huérfano, fue quemado con gasolina para hacer creer que era producto de una electrocución. 

"De la puerta principal hay dos cámaras que están siendo analizadas", agrega la fiscal. También se realizan pruebas para determinar si Yudith Ticona fue ultrajada por su asesino. No se descarta un móvil pasional a su muerte.

Tags Relacionados:

Cusco

Feminicidio

Ir a portada