Cusco: Dos ciudadano haitianos que lograron burlar la seguridad en la frontera con Brasil, llegaron hasta Cusco y fueron detenidos por agentes de Seguridad del Estado.
Cusco: Dos ciudadano haitianos que lograron burlar la seguridad en la frontera con Brasil, llegaron hasta Cusco y fueron detenidos por agentes de Seguridad del Estado.

Dos ciudadanos haitianos lograron llegar hasta al ingresar a territorio peruano de manera irregular tras romper el control policial y militar en el puente Integración que une la ciudad brasileña de Assis con Iñapari, en Madre de Dios.

Agentes de la Sección de Extranjería de la Unidad de Seguridad del Estado detuvieron a dos ciudadanos haitianos durante el operativo denominado Control de Identidad 2021.

Esta detención se registró en inmediaciones de la avenida El Sol, a la altura del Puente Rosario, donde los extranjeros de nombres identificados como Guilles Philipe (40) y Lambert Wilner (22) no contaban con documentación que acredite su estadía legal en el Perú, siendo conducidos a las instalaciones de Seguridad del Estado para las diligencias correspondientes de identificación.

MIRA: Gobierno regional de Cusco implementó el servicio virtual “Trabaja sin acoso”

Durante las investigaciones se estableció que ambos extranjeros cuentan con documentos de identidad vencidos y al verificar el registro y la calidad migratoria se supo que ingresaron al país de manera irregular, procediendo la Policía a formular el informe correspondiente, para su posterior expulsión.

El martes último, un grupo de aproximadamente 400 haitianos rompió la barrera de protección de las Fuerzas Armadas en el puente que une las ciudades de Iñapari (Perú) y Assis (Brasil). Algunos de ellos fueron detenidos y devueltos al vecino país, otros lograron escapar de las autoridades.

VIDEO RECOMENDADO

Limaná, una propuesta saludable que podemos pedir delivery
En Limaná todo es un detalle. Hemos vivido la experiencia por delivery y en su hermosa terraza, donde se respetan todas las medidas de seguridad, nos comenta Ana Belaunde, gerente y propietaria del nuevo espacio gastronómico.