Las FF.AA. lograron desocupar la planta de TGP sin dejar heridos por armas.
Las FF.AA. lograron desocupar la planta de TGP sin dejar heridos por armas.

En un operativo exitoso desplegado ayer a las 5:15 a.m., el Comando Conjunto de las informó que recuperó la planta compresora de gas natural de la Transportadora de Gas del Perú (TGP), ubicada en la localidad de Kepashiato, en Cusco, la cual permanecía tomada ilegalmente por más de un centenar de personas desde el 13 de diciembre.

El desalojo de los manifestantes se produjo sin poner en riesgo vidas humanas. El Ministerio de Salud (Minsa) reportó que hubo dos personas con contusiones leves, una mujer de 45 años y un varón de 39, que fueron llevadas al Centro de Salud de Kepashiato y dadas de alta horas después del operativo.

El Comando Conjunto destacó que “pese a la actitud hostil mostrada por los manifestantes, las fuerzas del orden lograron controlar la situación sin que se haya registrado daños en el personal civil, militar o policial”, ni tampoco “en la sensible infraestructura de este activo crítico”.

En el comunicado, la institución castrense invoca a la ciudadanía a “no dar crédito a versiones malintencionadas que tienen como objetivo azuzar la violencia en la zona” y reiteró su compromiso de trabajar en apego a las normas que regulan el uso de la fuerza con respeto irrestricto a los derechos humanos.

La Gerencia Regional de Salud de Cusco ratificó en un pronunciamiento que no atendió heridos de proyectil de bala y remarcó que no hubo fallecidos en el enfrentamiento.

El Minsa precisó que “desplegará un equipo para supervisar la atención en los establecimientos de salud de la zona, así como el Hospital Llerena para garantizar su óptimo funcionamiento”.

La cartera ministerial, a cargo de la médica cirujana Rosa Gutiérrez, aseguró que el Centro de Operaciones de Emergencias del sector Salud se encuentra en constante monitoreo de alertas a nivel nacional.

INSTALACIÓN CLAVE

Felipe Cantuarias, presidente de la Sociedad de Hidrocarburos (SPH), destacó, en diálogo con Perú21, la labor “impecable” de las FF.AA., que dispersó a los manifestantes con el uso de bombas lacrimógenas, sin dañar a las personas ni a las instalaciones del activo crítico nacional. Según indicó, se prevé que se reinicien operaciones en los próximos días para asegurar el normal abastecimiento en el país del gas natural, que sirve como combustible de GNV y GLP, así como suministro para la producción de energía eléctrica.

Cantuarias precisó que la planta de gas natural en Kepashiato produce alrededor del 18% del total de gas tanto para el mercado interno como internacional. “A raíz del cierre de esta planta, se tuvo que restringir la exportación del gas natural y se direccionó todo al mercado interno. Esta medida también afectó a algunas regiones del país, especialmente en el norte, cuyo abastecimiento de GNV y GLP fue afectado”, aseveró.

Agregó que hubo un intento de tomar otra planta de compresión en Ayacucho, “lo cual habría generado prácticamente la necesidad de estar a oscuras en varias regiones”.

El excomandante general del Ejército y actual congresista, Roberto Chiabra, remarcó que las FF.AA. actuaron de acuerdo a ley y respaldó una estrategia preventiva, en la que se despliegue presencia disuasiva en los puntos sensibles que puedan ser atacados a futuro.

DATOS

  • Tras el operativo de desalojo, se inició un proceso de diálogo con los manifestantes para atender sus reclamos.
  • La planta de gas TGP está ubicada en el distrito de Kumpirishiato, en la provincia de La Convención, en la selva del Cusco.

VIDEO RECOMENDADO

Pedro Yaranga