Especialistas recomendaron no descuidar a los menores. Ellos no miden el peligro.
Especialistas recomendaron no descuidar a los menores. Ellos no miden el peligro.

A cuidarlos. El confinamiento por la pandemia del no solo generó emergencias entre la población adulta. Un total de 70 niños fueron atendidos bajo la misma modalidad por tener un objeto extraño en su cuerpo.

Según un reporte del Servicio de Emergencia del (INSN-SB), los menores que fueron atendidos por los especialistas presentaron un cuerpo extraño en las fosas nasales, oído y vía digestiva.

Pese al cuidado de los padres, hermanos o personas adultas, los niños que llegaron al centro pediátrico registraban una ingesta o introducción en la cavidad nasal (37), el conducto auditivo (30) y por la vía digestiva (3).

MIRA: La Vigilancia Epidemiológica y las vacunas para enfrentar al COVID-19

Mucho cuidado

La jefa del Servicio de Emergencia del INSN-SB, Griselle Portilla Uribe, informó que en el cuerpo de los niños se pudo hallar objetos de tecnopor, plastilina, pedacitos de juguete, seguros de los aretes, monedas, pilas, imanes, semillas, entre otros.

Señaló que entre los pequeños, en la etapa de descubrimiento (a partir de los seis meses de edad), es común ver a muchos de ellos meterse o llevarse a la boca, nariz u oídos algunos objetos que se encuentran a su alrededor.

Ante este riesgo que puede darse por un descuido de los padres, la especialista dijo que una señal de alerta de la presencia de una pieza no común en el cuerpo de un niño es el llanto continuo, dolor e irritabilidad, por lo que inmediatamente debe ser conducido al centro hospitalario más cercano.

MIRA: Médicos piden garantías y advierten avance del COVID-19 en regiones del país

Portilla Uribe recomendó no retirar el cuerpo extraño que no sea claramente visible o accesible ya que la manipulación podría hacer que se introduzca por la vía digestiva, fosas nasales u oído, produciendo, según sea el caso, obstrucción de las vías aéreas, riesgo de aspiración o lesionar las mucosas.

Tenga en cuenta

  • Atención, padres. No dejen objetos pequeños al alcance de los niños.
  • Otra sugerencia. No pierdan de vista a los pequeños de la casa; ellos no miden el peligro.
  • Manos expertas. Si ya ocurrió un evento, acuda al establecimiento de salud más cercano.
  • Emergencias. Tenga a la mano los teléfonos de su médico familiar y de los centros de salud cercanos.

TAGS RELACIONADOS