El infectólogo informó que tanto él como varios de sus colegas, han logrado que pacientes graves con , no hayan tenido la necesidad de ser intubados con ventiladores mecánicos gracias a la administración de una medicamento llamado tocilizumab.

MIRA: Estos son los medicamentos más prometedores que se vienen estudiando para luchar contra el COVID-19

A través de una entrevista realizada por Juliana Oxenford, el infectólogó afirmó que han logrado “salvar vidas” con el uso de esta droga en pacientes que ahora estarían usando ventiladores mecánicos.

“Hago una reflexión ahorita, todo el mundo busca ventiladores que van a faltar siempre. Faltan en muchos países. Pero antes que entre el ventilador, hay medicinas que se están probando en el mundo, incluso en Perú, que evitan que el paciente vaya a ventilador”, refirió Maguiña

“Te cuento el ejemplo, la hidroxicloroquina está aceptada para artritis, ¿ok? Pero lo estamos usando hoy día para COVID-19 porque ha funcionado en muchos estudios. Si nos basamos en eso, hay una droga que se llama tocilizumab, que la estamos usando para casos graves y está salvando vidas", agregó.

Sin embargo, Maguiña reveló que los servicios de salud no están prestando la atención debida a estas medicinas, afirmando que no fueron creadas para tales fines, por lo que pidió al Seguro Social que las habiliten y sean más flexibles.

“Y yo pido que el Seguro Social habilite esas medicinas y también a las compañías de seguros les pido el trato humanitario. Estamos en una crisis sanitaria y no podemos decir que esto es solamente para tal dolencia. Y creo que eso es un llamado a la reflexión, que sean flexibles, porque estamos viendo con muchos colegas en el Rebagliati, en el Almenara, que están salvando y no llegan al ventilador. Si logramos tener 50 o 100 graves con estas medicinas, nos ahorramos ventiladores”, pidió el infectólogo.


¿QUÉ ES EL TOCILIZUMAB?

El fármaco tocilizumab es un inhibidor de dos receptores de la interleucina-6 (siL-6R y miL-6R), una citocina con actividad antiinflamatoria y proinflamatoria. Este medicamento ya es usado en la artritis reumatoide, poliartritis idiopática, arteritis de células gigantes, y síndrome de hiperactivación macrofágica, similares a lo que ocurre con el COVID-19.

MIRA:

En el único ensayo clínico de este fármaco, realizado en China sobre 21 pacientes (17 con neumonía severa, y 4 en estado crítico), los resultados preliminares fueron considerados espectaculares pues en todos los casos disminuyó la fiebre el primer día, así como algunos síntomas clínicos, al disminuir la interleucina-6 en 50% el primer día.

Esto trajo consigo que las lesiones pulmonares controladas mediante tomografía computadorizada, disminuyeron su tamaño y extensión a los 7 días y no se registraron reacciones adversas graves. Por lo que, según los nuevos ensayos clínicos en marcha, se buscaría administrar este fármaco como terapia precoz de enfermedad moderada/grave, neumonía severa, y en pacientes críticos en cuidados intensivos.

TE PUEDE INTERESAR

Cardiólogos advierten que COVID-19 puede causar daños al corazón en personas sanas