Casos de la viruela del mono siguen aumentando en el mundo (Foto: EFE/ Brian W.j. Mahy/Center for Disease Control and Prevention)
Casos de la viruela del mono siguen aumentando en el mundo (Foto: EFE/ Brian W.j. Mahy/Center for Disease Control and Prevention)

Las autoridades sanitarias peruanas han confirmado el primer caso de la y han anunciado un cerco epidemiológico para evitar la expansión de la enfermedad, pero ¿de qué se trata este virus?

MÁS INFORMACIÓN: ¿Por qué Reino Unido recomendó vacunarse contra la viruela del mono a quienes tienen múltiples parejas?

El paciente es un extranjero que reside en el Perú y que ha tenido contacto con otros extranjeros. El caso se confirmó a través de una prueba de laboratorio en Lima.

Aunque en principio el paciente estuvo internado en el hospital Santa Rosa, de Pueblo Libre, debido a que su estado es estable, fue trasladado a su casa, donde permanece aislado junto a su familia, indicó el domingo 26 de junio el ministro de Salud, Jorge López, al dar la noticia.

Hoy en día se vive el mayor brote mundial de la enfermedad, con más de 3,500 casos en medio centenar de países, fuera del continente de África. Si bien la viruela se erradicó en 1980, la viruela del simio continúa ocurriendo en países de África central y occidental. A continuación, más detalles sobre de qué se trata y sus formas de contagio.

¿QUÉ ES LA VIRUELA DE SIMIO?

La o del simio es una (virus transmitido de los animales a las personas del género Orthopoxvirus en la familia Poxviridae), que provoca erupciones en el cuerpo y que puede llegar a ser mortal en ciertos grupos.

La presentación clínica de la viruela del simio se asemeja a la de la viruela, una infección relacionada con el ortopoxvirus que se declaró erradicada en todo el mundo en 1980. La viruela del simio es menos contagiosa que la viruela y causa una enfermedad menos grave, explica la OMS.

La viruela del mono suele ser una enfermedad autolimitada, aunque es difícil de detectar, dado que el periodo de incubación es de 6 a 16 días, incluso se puede extenderse hasta 21 días, según la OMS.

El Instituto Nacional de Salud confirmó que ya habría casos del virus del mono en Colombia. (Foto: YouTube)
El Instituto Nacional de Salud confirmó que ya habría casos del virus del mono en Colombia. (Foto: YouTube)

¿CÓMO SE CONTAGIA LA VIRUELA DE SIMIO?

La viruela de los monos es capaz de infectar ardillas, ratas, ratones, conejos, monos, perritos de las praderas y humanos. Se puede contagiar o transmitir de la siguiente manera:

  • La transmisión de animal a humano (zoonótica) puede ocurrir por contacto directo con la sangre, fluidos corporales o lesiones cutáneas (mordidas) o mucosas de animales infectados.
  • Contacto con animales vivos y muertos a través de la caza.
  • Consumo de carne de caza o animales silvestres son factores de riesgo conocidos.
  • Relaciones sexuales pueden representar otra fuente de exposición.
  • A través de objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.
  • El contagio entre humanos se puede dar a través de heridas de la piel.
  • A través de saliva o excreciones respiratorias.
  • A través de heces.
  • La transmisión también puede ocurrir a través de la placenta de la madre al feto (lo que puede conducir a la viruela símica congénita) o durante el contacto cercano durante y después del nacimiento.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA VIRUELA DE MONO?

Los en los seres humanos son similares a los de la viruela, pero un poco más leves. Estos son:

  • Fiebre. (Es el primer síntoma)
  • Dolor de cabeza.
  • Erupción: comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Las lesiones pueden causar mucha picazón o dolor.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de espalda.
  • Escalofríos.
  • Agotamiento.
  • Ganglios linfáticos inflamados. (linfadenopatía).

¿CÓMO SE DETECTA LA VIRUELA DEL MONO?

La detección de ADN viral mediante la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es la prueba de laboratorio preferida para la viruela del simio. Las mejores muestras de diagnóstico son directamente de la erupción: piel, líquido o costras, o una biopsia cuando sea factible. Los métodos de detección de antígenos y anticuerpos pueden no ser útiles ya que no distinguen entre los ortopoxvirus.