<a href=""></a>

Los cientos de asistentes a la ceremonia de juramentación simbólica del presidente en el santuario histórico de Pampa de la Quinua obstaculizaron por algunos minutos la salida de la comitiva presidencial: los seguidores de otras regiones y ayacuchanos buscaron acercarse al mandatario para darle la mano o tomarse un selfie.

Los agentes de seguridad del Estado encargados de la custodia del mandatario se vieron desbordados por la gente que rompió el cordón. Inclusive, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, quedó atrapado entre la multitud, pero los efectivos lo pusieron a buen recaudo al lado del jefe de Estado.

Tras terminar la ceremonia de juramentación simbólica, el mandatario se acercó a un grupo de personas que estaba cerca del estrado para saludarlos lo que provocó que otro grupo que estaba en la parte posterior avanzara para conseguir verlo de cerca.

El presidente Castillo fue subido a un altillo para que pudiera saludar a los asistentes, ante quienes levantó la mano. Las personas no guardaron el respectivo distanciamiento.

MIRA Ayacucho: el lado B de la juramentación de Pedro Castillo en la Pampa de la Quinua | FOTOS

Luego, los policías fueron abriendo el paso en medio del gentío para que avanzara la comitiva presidencial y así subir al helicóptero para trasladarlos hasta el aeropuerto de la región.

Temprano, antes de la llegada del mandatario a Pampa de la Quinua, los asistentes rompieron la seguridad policial y así avanzaron varios metros cerca del estrado central.

El presidente Pedro Castillo juró de forma simbólica en la Pampa de Ayacucho, “por un país sin corrupción, por todos los pueblos del Perú y por una nueva Constitución”. Las autoridades de esa región ofrecieron un espectáculo cultural entre ellos el pago a la tierra.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR