Espantoso crimen. Un sujeto asesinó a su ex pareja y a su hijo de seis años, y después, para no levantar sospechas, los atropelló en la carretera que une el distrito de Pítipo con la provincia de Ferreñafe en .

Wilian Díaz Callaca (25) colocó los cadáveres de Juliana Reyes Vides, que estaba embarazada, y del menor de edad en la vía y los arrolló con una combi. El asesino quería que todo parezca un accidente.

Horas después, la Policía encontró los cuerpos y fueron trasladados a la morgue de Chiclayo, donde se identificó que las víctimas no habían muerto producto del impacto, sino en circunstancias anteriores.

Tras las investigaciones se procedió con la captura de Wilian Díaz Callaca, quien todavía manejaba el vehículo con el que atropelló a su familia. En el auto se halló restos de sangre.

De acuerdo con las autoridades, el hombre habría asesinado a su ex pareja porque la mujer le hizo un juicio por alimentos.