Por: Lino Mamani 

No han pasado ni tres semanas y un nuevo genera estragos en . El siniestro de grandes proporciones que se inició la tarde del viernes en el distrito arequipeño de Pocsi, pone el riesgo los bosques de queñuales.

Los comuneros de la zona reportaron a la Policía sobre el incendio detectado a las 5:00 p.m. del viernes en el sector agreste de Ojo de Orihuela. El fuego se fue extendiendo por acción del viento hasta la zona cercana al volcán Pichu Pichu, siendo difícil para los moradores y policías sofocarlo.

El incendio se habría generado por la quema de pastizales que hacen los lugareños para preparar el terreno para cultivos.

Ayer por la mañana, 150 agentes de Policía acudieron a la zona para controlar las llamas. Hasta la tarde y debido al arduo trabajo en coordinación del Centro de Operaciones de Emergencia (Coer), los pobladores y personal de la comuna de Pocsi, se pudo apagar dos de los seis focos donde está el fuego. Hoy volverán a las labores en busca de mitigar las llamas desde diferentes frentes. El Ministerio del Interior dispuso un helicóptero para rociar agua.

Las quebradas y lo agreste de la zona hacen difícil los trabajos, incluso hubo agentes que resultaron heridos.

Se informó que el incendio está consumiendo arbustos y afectando fauna. Sin embargo, la mayor preocupación para el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre ()es que dañe los bosques de queñuales, especie en peligro de extinción.

Felipe González, administrador técnico de Serfor, informó que el perjuicio sería irreversible ya que a diferencia de los pastizales y arbustos, un árbol de queñual crece entre uno a cinco centímetros por año.

Se tendría que reforestar, pero somos positivos de que no alcanzará a los queñuales”, afirmó.

Aún las autoridades del Coer y el Serfor evalúan la extensión del área afectada, serían más de 100 hectáreas.fuego. Las quebradas y lo agreste de la zona hace difícil los trabajos para mitigar las llamas.

DATOS
- La Gerencia Regional de Salud de Arequipa apoya con mascarillas y lentes de protección para los que luchan contra el fuego.

 -Este es el segundo incendio forestal de gran magnitud en Arequipa. El primero se inició el 2 de setiembre en Moquegua y se extendió hasta el distrito arequipeño de Polobaya.

 -En el primer siniestro se afectó 1,992 hectáreas de cobertura vegetal, entre bosque relicto andino, pajonal y matorral.