Ex director de la Policía recibe trato especial tras ser detenido con mafia de tráfico de niños en Arequipa

A diferencia de los otros 13 capturados el martes, Raúl Becerra cumple detención preliminar en inmueble de la PNP. Jefe de la IX Región Policial dijo que responsabilidad es de Fiscalía, pero esta entidad lo desmintió.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Lino Manuel Mamani
lino.mamani@peru21.com

Cárcel dorada. Desde su detención, el ex director de la Policía Nacional, general (r) Raúl Becerra Velarde, recibió un trato diferenciado a comparación de los otros 13 capturados el martes en Arequipa por, supuestamente, pertenecer a la red de trata de personas y comercio de menores Los Desalmados del Tráfico Humano.

A diferencia del resto, el general Becerra no fue obligado a colocarse un chaleco con la inscripción de “detenido”, ni usaba grilletes. Cuando salió del control de identidad se mostró tranquilo. “Todo se aclarará en su momento”, dijo.

Asimismo, en los informes de la Dirincri, Divinco y Depinco, que consignan las comisarías donde fueron enviados los miembros de la presunta organización criminal para cumplir los 10 días de detención preliminar, no figura el nombre de Becerra, quien ejerció el máximo cargo policial en el 2010.

Según fuentes policiales, el ex director PNP fue llevado a una casa de la urbanización Avidge, en el distrito de Cayma.

Este predio es alquilado por la Policía y fue usado como sede de Inteligencia. Está a pocas cuadras de donde fue detenido el ex general PNP junto a su pareja Cinthia Tello Preciado (32), señalada por la Fiscalía como la presunta cabecilla de la banda de tráfico de niños.

NO RESPONDEN

Al ser cuestionado sobre el trato privilegiado que recibe Becerra Velarde, el jefe de la IX Región Policial, general Walter Ortiz, dijo que no podía responder porque la investigación no está bajo su mando y que es la Fiscalía la que lo dispuso así.

La  fiscal Rosmery Mendoza, sin embargo, aseveró a Perú21 que la responsabilidad de la custodia es de la PNP. Este diario pidió la versión del Comandante General de la PNP, José Luis Lavalle, pero nos indicaron que estaba en una reunión.

En tanto, la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Arequipa, Miriam Herrera, acotó que la investigación se inició hace cinco meses al enterarse que había una red que captaba mujeres embarazadas que no quería hacerse cargo de sus hijos.

Obtuvieron los números del clan y pidieron el levantamiento del secreto de las comunicaciones. Así pudieron identificar a los imputados.

DATOS
- Uno de los detenidos, César Alpaca Esquivel (75), sufrió una descompensación en la carceleta de la comisaría El Porvenir. 

- En la operación del martes se rescató a una bebé de cinco meses que Becerra y Cinthia Tello, la presunta cabecilla, registraron como su hija, al parecer con documentos falsos.

Ir a portada