Roca se desprendió de una altura de cuatro metros y cayó en la cabeza del menor. (GEC)
Roca se desprendió de una altura de cuatro metros y cayó en la cabeza del menor. (GEC)

Lamentable. Un niño de cuatro años caminaba tranquilo hacia su casa, distante a pocos metros, cuando una roca se desprendió de una ladera de cuatro metros de altura y le cayó sobre la cabeza que le provocó en el acto, ocurrido en la provincia de

El incidente sucedió en el sector rural de Asmayaccu, distrito de Curahuasi. El niño, identificado con las iniciales D.D.B. iba detrás de sus padres jugando en el trayecto.

Los padres del menor voltearon a ver por qué su hijo se demoraba y no lo veían. Ellos regresaron a buscarlo y lo encontraron sin vida. Cerca de su cuerpo había una roca de gran tamaño.

De inmediato, los progenitores comunicaron el hecho a la Policía. Hasta el lugar llegaron los peritos de criminalística y la fiscal de turno. Las pericias determinaron que el niño había sido impactado por la roca en la cabeza y que la causa de su muerte fue traumatismo encéfalo craneano.

La Policía presume que la roca se desprendió de la ladera debido a las lluvias que caen en la zona.