Apurímac: Durante el estado de emergencia denuncias por violencia familiar no se detienen. (Foto: archivo)
Apurímac: Durante el estado de emergencia denuncias por violencia familiar no se detienen. (Foto: archivo)

Un total de 15 casos de violencia contra la mujer y el grupo familiar se registraron en Apurímac durante la vigencia de la orden de aislamiento social obligatorio dispuesta por el Ejecutivo para frenar el avance del coronavirus, informó el coordinador regional del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual de Apurímac, Ronald Juárez Hurtado.

El funcionario precisó la mayoría de estos hechos son por violencia física y psicológica contra la mujer registrados principalmente en las ciudades de Abancay y Andahuaylas.

Juárez Hurtado, precisó que para atender estos casos se conformaron equipos itinerantes de emergencia integrados por un psicólogo, abogado y asistente social que tienen a su cargo el seguimiento de cada uno de ellos, poniéndole mayor atención a los que registran antecedentes de violencia.

“Los equipos se activan cuando se presentan casos en flagrancia y coordinan de inmediato con la Policía Nacional, efectuando seguimiento telefónico o visitando la vivienda de las denunciantes”, puntualizó Ronald Juárez.

El coordinador sostuvo que a la fecha diez equipos monitorean la región a través de los Centros de Emergencia Mujer (CEM), incluyendo los instalados en las comisarías de Bellavista, Tamburco, Curahuasi y Talavera.

Sin embargo, no pudo precisar el número de casos que pasaron por el Ministerio Público y están judicializados, debido que estas entidades restringieron sus actividades.

Mercados y centros de abasto requieren insumos para su desinfección frente al COVID-19