El perro pertenecería a los habitantes de la cultura Casma que reocuparon las ruinas de Sechín 1.000 años después de Cristo. (Foto: Fb/Proyecto Arqueológico Sechín)
El perro pertenecería a los habitantes de la cultura Casma que reocuparon las ruinas de Sechín 1.000 años después de Cristo. (Foto: Fb/Proyecto Arqueológico Sechín)

Un grupo de investigadores del Proyecto Arqueológico Sechín de Casma halló restos óseos de un perro con más de mil años de antigüedad en el santuario arqueológico de la cultura Casma, en la región .

De acuerdo a la arqueóloga Mónica Suárez, el animal fue hallado hace una semana en la provincia de Casma y se encuentra en buen estado de conservación. “Aún se puede observar su pelaje de color amarillo y marrón y las almohadillas en sus patitas”, precisó a AFP.

Asimismo, Suárez indicó que el canis lupus familiaris -denominación científica de un perro- pertenecería al período tardío de ocupación de Sechín. “Se cree que pertenece a la etapa de reocupación de Sechín, específicamente a la cultura Casma, hace unos 1,000 años después de Cristo”, agregó.

Suárez destacó que este nuevo hallazgo le posibilita a la comunidad arqueológica conocer más sobre la población de la cultura Casma y también les permite aportar más información respecto a las razas de los canes peruanos.

Cabe precisar que este es el segundo hallazgo que se logra desde que iniciaron los trabajos de excavación para encontrar más vestigios de los Sechín.

Otros hallazgos

La estudiosa informó que en agosto pasado hallaron en el mismo lugar una escalera con más de 4.000 años de antigüedad en el sitio arqueológico que fue sepultado por un aluvión.

En 2008, hallaron una plaza circular hundida con 5.500 años de antigüedad fue descubierta en el complejo arqueológico Sechín Bajo, ubicado en el valle de Casma.